El rincón del pensamiento

Cada semana, PRONTO te invita a la reflexión con estos pequeños cuentos que condensan grandes lecciones de vida.
El más tonto del reino Ilustración: Alberto Vázquez

El más tonto del reino

Hace mucho tiempo, el monarca de un próspero país hizo llamar a un sabio para encargarle una particular tarea. «Tu rey quiere que tomes esta caña de bambú y que recorras todo el reino con ella. Viajarás sin descanso por todo el territorio y, cuando encuentres a la persona que consideres más tonta, debes entregársela», le dijo.
El erudito se apresuró a cumplir el encargo de su soberano y recorrió aldea por aldea toda la geografía del estado. Conoció a mucha gente, pero no encontró a ningún ser humano al que considerara el más tonto. Transcurridos varios meses, emprendió el camino de regreso a palacio para informar de ello al monarca. Mientras él estaba fuera, el anciano rey había enfermado de gravedad. Informado por los médicos de que el mandatario estaba a punto de exhalar su último suspiro, el sabio corrió a visitarlo en sus aposentos. «¡Qué desafortunado soy! Toda mi vida acumulando enormes riquezas y ¿cómo lo haré ahora para llevarlas conmigo? ¡No quiero dejarlas!», se lamentaba. Tras oír sus palabras, le entregó la caña de bambú al rey.
Al igual que el soberano, muchas personas se obsesionan con el valor de las cosas materiales, sin dar importancia a los aspectos de la vida que realmente merecen la pena.