El rincón del pensamiento

Cada semana, PRONTO te invita a la reflexión con estos pequeños cuentos que condensan grandes lecciones de vida.
Valora lo que tienes Ilustración: Alberto Vázquez

Valora lo que tienes

Un hombre vivía en una casita muy pequeña con su esposa, cinco hijos, sus cuatro abuelos y varios tíos y tías. Dormían todos en la misma habitación, comían juntos y se peleaban en vano por un poco de espacio propio y silencio. Desesperado, el hombre fue a ver al rabino del pueblo para decirle que se estaba volviendo loco por culpa de las peleas, los gritos y llantos de los niños y porque su esposa estaba destrozada de no dormir. «Según recuerdo, tú tienes una vaca, ¿no? Pues métela en tu casa y regresa dentro de una semana», le recomendó. El hombre protestó ante aquella idea alocada, pero al final hizo caso al maestro y volvió al cabo de siete días: «¡Es horrible!», se quejó. 
El rabino le dijo entonces que cada semana metiera un animal más en su hogar: la cabra, el caballo, gallinas... hasta llegar al caos más absoluto. Finalmente, al cabo de un tiempo, el rabí le pidió que expulsara a todos los animales de su hogar. Cuando el hombre volvió a verle, le dijo: «¡Gracias, rabino! ¡Esto sí que es vida! Ahora todos vivimos en paz y armonía». A lo que el maestro concluyó, a modo de reflexión: «Debemos saber valorar lo que tenemos, ya que hay veces que, desgraciadamente, las cosas pueden empeorar».