Johnny Hallyday

Músico icono del rock and roll francés

El pasado 5 de diciembre fallecía esta figura de la canción y del cine galo, idolatrada en su país de nacimiento y admirada en medio mundo . La fama le llegó de joven y no tardó en pasarle factura a nivel emocional.

Jean-Phillipe Smet nació en París el 15 de junio de 1943. Fue el único hijo de Leon Smet, actor, cantante y bailarín belga, y Huguette Clerc, maniquí. Cuando el pequeño tenía 8 meses de vida, Leon se marchó de casa y abandonó a su pareja, quien se hizo cargo del niño. Al cabo de un tiempo, Huguette se dio cuenta de que no podía compaginar su cuidado con el trabajo y decidió darlo en adopción a su tía paterna Desta, que estaba casada con el artista de variedades Lee Hallyday.
Tras unos años en Londres, donde la familia tuvo que emigrar al ser acusada de colaborar con los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, los Hallyday regresaron a París. Muy pronto, la vida del niño, al que su padre adoptivo llamaba cariñosamente Johnny, giró en torno a la música. El pequeño estudió danza clásica, aunque pronto descubrió que lo que de verdad le apasionaba era tocar la guitarra. Cuando la familia vivió en Ginebra, el niño estudió dos años en el Conservatorio de la ciudad con el maestro José de Azpiazu.


Descubrió el rock and roll con Elvis Presley

Con tan sólo 10 años, debutó en un escenario al formar parte de uno de los espectáculos protagonizados por su padre adoptivo. La experiencia le gustó tanto que les comunicó a sus progenitores que quería repetir. Ellos le apoyaron para que iniciara la carrera de actor. En sus inicios y ya con el nombre artístico de Johnny Hallyday, logró un papel de extra en el recordado filme «Las diabólicas», protagonizado por Simone Signoret.
La vida del adolescente cambió por completo cuando, con 14 años, vio en el cine la película «Amándote», protagonizada por Elvis Presley, un personaje que lo fascinó y que le hizo descubrir el rock and roll. Desde aquel momento, supo que quería especializarse en aquel tipo de música.
Dispuesto a triunfar, empezó a actuar en clubes nocturnos, obteniendo una gran acogida entre el público. En 1959 le llamaron para tocar en un programa de radio y, un año después, firmó su primer contrato discográfico con la compañía Vogue.
Su estilo causó furor y, en 1961, consiguió su primer gran éxito con la versión francesa de «Let's Twist Again», con la que vendió más de un millón de copias. Entre los admiradores de aquel joven que muy pronto se ganaría el apelativo de «Elvis francés» se encontraban Charles Aznavour, que le escribió una de sus canciones más conocidas «Retiens la nuit», y Edith Piaff, a quien le encantaba ir a verlo actuar.


Un intento de suicidio en 1966

El físico de Johnny levantó pasiones entre las chicas, que soñaban con ser su novia, pero sus aspiraciones se vieron truncadas enseguida, ya que, con tan sólo 19 años, el artista se enamoró perdidamente de la actriz y cantante Sylvie Vartan, un año menor que él. Los dos jóvenes, que se convirtieron en la pareja de moda en Francia, se dieron el «sí, quiero» el 12 de abril de 1965 y, un año después, vino al mundo su hijo, David.
Ni el amor ni la paternidad lograron hacer feliz al artista, que, además de excederse con el alcohol, intentó suicidarse en 1966. «Estaba deprimido, cuando eres propulsado a la fama tan rápidamente cualquier bache parece el fin. Tomé una botella de colonia, bebí la mitad y me abrí las venas», explicaba años más tarde. El escaso apego que sentía por la vida le llevó a conducir de manera temeraria y, en 1969, tuvo un accidente que provocó que su esposa quedara desfigurada.

 

CO2 02180750 web

 El artista, en una actuación reciente.


Cuatro matrimonios en menos de 15 años

Mientras su vida personal era una montaña rusa, Hallyday continuaba cosechando grandes éxitos profesionales y se convirtió en una estrella también en Estados Unidos. Además, compaginó la música con la interpretación, protagonizando varios filmes.
A pesar de que la convivencia con Sylvie se fue deteriorando, el matrimonio no se divorció hasta 1980. La soltería no le duró mucho tiempo al artista, quien, un año más tarde, se casó con la joven modelo Babeth Étienne, pero su unión duró cuatro meses. Recuperado enseguida de esta ruptura, Hallyday inició una relación con la actriz Nathalie Baye que se alargaría durante cuatro años y fruto de la cual vino al mundo una niña, Laura, la segunda hija del artista.
Tras su separación de Baye, en 1986, mantuvo varios romances fugaces y, durante algún tiempo pareció reacio a volver a pasar por la vicaría. Sin embargo, Hallyday sorprendió a todos cuando, en 1990, anunció que, a los 47 años, se casaba con Adeline Blondieu, de 22. La pareja se divorció dos años después de darse el «sí, quiero» y, aunque el cantante tuvo otras relaciones sentimentales, le pidió una segunda oportunidad en 1994. «Nunca había amado a una mujer con tanta fuerza. Ella siempre está ahí para protegerme y aconsejarme, para recordarme que no beba demasiado», aseguraba en una entrevista concedida poco antes de su segunda boda con Adeline, que tuvo lugar en Las Vegas. Tampoco esta vez encontró la estabilidad y, estando casado, inició una relación con Leticia Bondou, una joven de 21 años de la que se enamoró perdidamente. Tras conseguir el divorcio de Adeline, la convirtió en su cuarta esposa en 1996.


Problemas de salud desde el 2009

La joven Leticia acabaría convirtiéndose en la mujer con la cual encontró la estabilidad. En el 2004, la pareja adoptó a Jade, una niña vietnamita, y cuatro años más tarde, ampliaron la familia con la adopción de Joy, originaria del mismo país. En estos años, Hallyday hizo públicas algunas de las adicciones que había sufrido, confesando que, había abusado de la cocaína.
En el 2009, el artista fue operado de un tumor en el colón, una intervención que se complicó y a consecuencia de la cual tuvo que estar unos días en coma inducido. Ya recuperado, volvió a los escenarios. A lo largo de su carrera, en la que se calcula que realizó unas 400 giras, obtuvo 18 discos de platino y vendió más de100 millones de discos. Tras ser noticia por supuesto fraude fiscal después de trasladar su residencia a Suiza, Hallyday volvió a la primera plana de la actualidad el pasado mes de marzo cuando anunció a través de las redes sociales que padecía cáncer de nuevo. «Se trata de un combate en el que lucharé con fuerza con mi esposa y mis allegados», aseguraba. Lamentablemente, el artista, de 74 años, no pudo ganar esta batalla.