Mark Zuckerberg

Creador de la red social Facebook

A sus 29 años de edad y siendo uno de los hombres más ricos del mundo, este estadounidense es el invitado de honor del Mobile World Congress, la mayor feria de telefonía, tabletas y redes del mundo, que se celebra en Barcelona.

Mark Zuckerberg Creador De Facebook, Con Más De 1.155 Millones De Usuarios En Todo El Mundo.

Mark Zuckerberg creador de Facebook, con más de 1.155 millones de usuarios en todo el mundo.

Mark Elliot Zuckerberg nació el 14 de mayo de 1984 en White Plains, Nueva York. Fue el menor de los cuatro hijos (sus hermanas mayores se llaman Randi, Arielle y Donna) de Edward, un dentista, y Karen, una psicóloga que dejó su trabajo para cuidar de sus hijos y ayudar a su marido en la consulta. Su interés por la informática empezó en la infancia, ya que su padre fue pionero en el uso de imágenes digitales para promocionar su trabajo. Le gustaban tanto los ordenadores que, cuando su hijo cumplió 10 años, le regaló un Quantex 486DX, con el que Mark inventó un «software» que bautizó con el nombre de Zucknet y al que su progenitor dio un uso profesional. 

  

Niño prodigio de la programación informática

También aprendió a programar sus propios juegos de ordenador y para perfeccionar sus conocimientos le pusieron un profesor particular que comentaría que el chico era un genio. «Era muy difícil estar a la altura de un prodigio como es Zuckerberg», aseguró entonces. Mark estudió en el Ardsley High School y, después, dio fe de su gran inteligencia en la elitista Phillips Exeter Academy. Capaz de leer y escribir en inglés, hebreo, latín, griego y francés, alcanzó notas excelentes en astronomía, matemáticas y física y fue capitán del equipo de esgrima. Para su trabajo de fin de curso inventó, junto con su amigo Adam D’Angelo, la aplicación Synapse Media Player, una especie de MP3 inteligente que predecía las canciones deseadas basándose en las selecciones previas del usuario.
En el 2002, superó las pruebas de acceso a la prestigiosa Universidad de Harvard, en Boston, donde empezó a estudiar Psicología y Ciencias Informáticas. A los pocos meses, creó el Coursematch, web que ayudaba a los estudiantes a escoger cursos en función de los gustos de otros perfiles similares a los suyos. Despechado por la ruptura de una novia, en su segundo año de carrera desarrolló Facemash, una web en la que colgó fotos de todas las estudiantes para que se eligiera la que era más sexy. Para ser exactos, «la más caliente». La web estuvo activa sólo cuatro horas, ya que la universidad la clausuró por haber entrado sin permiso en su base de datos privada y estuvo a punto de expulsar a Zuck, como le llaman los amigos.
Según narra la película «La red social», basada en el libro «Multimillonarios por accidente», a finales del 2003 Zuckerberg aceptó la propuesta de ser programador de una red social llamada ConnectU, que serviría para conectar a estudiantes universitarios. Sus creadores fueron tres estudiantes de cursos superiores: Divya Narendra y los gemelos Cameron y Tyler Winklevoss. Al mismo tiempo que Zuckerberg se empapaba de todas esas ideas, él se reunía con sus colegas Eduardo Saverin, Chris Hughes y Dustin Moskovitz para crear su proyecto: una página donde los alumnos de Harvard pudieran colocar sus fotos con la descripción de sus gustos y aficiones para compartir sólo con los amigos que ellos agregaran. Su sitio se puso en marcha el 4 de febrero del 2004 con el nombre de Thefacebook (el libro de las caras). Al poco, la mayoría de los estudiantes habían subido su foto, preferencias y comentarios.
Unos meses antes de lanzar el proyecto que le haría multimillonario, conoció en una fiesta de una hermandad a la que pertenecía, la Alpha Epsilon Pi, a Priscilla, una estudiante de medicina de origen chino. Desde ese momento fueron inseparables. «Era el típico friki que pasaba por allí», confesó después ella, riendo, sobre aquel encuentro, que se produjo cuando ambos esperaban para ir al baño. 

  

1.155 millones de usuarios en todo el mundo

Con Thefacebook en funcionamiento, los gemelos Cameron y sus socios se sintieron estafados y demandaron a Zuckerberg por apropiación de secretos comerciales y robo de los derechos intelectuales. Mientras la demanda seguía su curso, Mark consiguió en dos semanas que un 65% de los estudiantes de Harvard se unieran a la red y, en verano, ya se habían conectado 30 universidades más. Su éxito fue tal que dejó la universidad sin acabar sus estudios para instalar una oficina en Palo Alto, al norte de Silicon Valley. En el 2005, se registró con el nombre de Facebook y, un año después, se abrió a todo el público, captando 64 millones de usuarios. En el 2013, se contabilizaron 1.155 millones. 

Zuckerberg en una de las conferencias que el creador de esta red social da por todo el mundo.

El rico más joven de la historia de «Forbes»

Al principio, la red social, cuyo color de presentación es el azul porque Zuckerberg es daltónico y no distingue otros colores, era en inglés, pero en el 2008 ya estuvo disponible en español, francés y alemán. Ese mismo año, «Forbes» le adjudicó el puesto 785º entre los más ricos del mundo y le colocó como el más joven en la historia de la publicación. Facebook tenía tanta influencia en la sociedad que un grupo de estudiantes colombianos convocó a través de ella una multitudinaria manifestación que reunió a miles de personas en Bogotá y, en el 2008, el candidato a la presidencia, Barack Obama, obtuvo un millón de seguidores. Quizás por ser un fenómeno mundial, esta red está prohibida en Irán, Birmania y Bután.
Cuando se produjo el estreno, en el 2010, de «La red social» Zuckerberg reunió a sus 400 empleados para ver un filme que, según él, sólo había acertado en el vestuario, ya que la ropa que vestía el actor que le caracterizaba parecía salida de su propio armario, donde abundan los tejanos, las sudaderas y las chanclas. Un año después, los gemelos Winklevoss llegaron a un acuerdo para retirar la demanda a cambio de 50 millones de euros en acciones de Facebook. En el 2012, Zuck compró por 765 millones de euros la aplicación fotográfica Instagram y, hace apenas unos días, desembolsó la friolera de 13.800 millones de euros por quedarse con Whatsapp, el servicio de mensajes para móviles que cuenta con 450 millones de usuarios mensuales. 

 

Boda, por sorpresa, en su casa de alquiler

El 18 de mayo del 2012, Facebook salió a Bolsa y, al día siguiente, Zuckerberg y su novia invitaron a un centenar de amigos y familiares a la casa de alquiler donde viven. Teóricamente, era para festejar la efeméride y la graduación de Priscilla como médico pediatra, pero, para sorpresa de todos, durante el encuentro tuvo lugar la boda de la pareja. Él se puso, por primera vez en su vida, un esmoquin. Poco después de haber firmado el acta matrimonial, ambos actualizaron en su muro su estado civil y distribuyeron fotos de un evento al que no asistieron famosos ni grandes fortunas. El magnate de la prensa, Rupert Murdoch, les felicitó por Twitter mientras que Donald Trump les dio varios consejos en televisión por si acababan divorciándose. 
Pero la luna de miel de la pareja se vio amargada porque, tras su primera semana en Bolsa, la empresa perdió un 16% de su valor. Con todo, Zuckerberg era entonces la 29ª persona más rica del mundo con una fortuna de 15.170 millones de euros. Apodado «el príncipe de Internet», Zuckerberg sigue siendo el jefe principal de su empresa y su mesa está en el centro del espacio diáfano, sin tabiques, que tiene como oficina. Él acude a las convenciones sobre nuevas tecnologías y se entrevista con las personas más influyentes del mundo. 
Cada año se propone retos nuevos: en el 2009, decidió ponerse una corbata cada día para infundir seriedad ante la recesión económica; en el 2010, aprendió mandarín para comunicarse con la familia de su novia, y en el 2011, decidió que sólo comería la carne de animales que él mismo matara. Dar entrevistas es una de las cosas que más detesta este hombre que, en el 2013, se convirtió en el mayor filántropo de EEUU al donar 900 millones de euros a la Silicon Valley Community Foundation. 

 

Juegos de mesa y hamburguesas de bisonte

En su casa no tiene televisión ni despertador, pero se levanta cuando le llaman por su Blackberry, aunque es un adicto al trabajo y suele ser el último en abandonar las oficinas. Zuckerberg, que en mayo cumplirá los 30 años, se relaja escuchando las canciones de Taylor Swift, Lady Gaga y Rihanna. Es un forofo de «Juego de tronos», de los Yankees de Nueva York y de la saga de «La guerra de las galaxias», y le encantan los juegos de mesa y la comida rápida como los «nuggets» de pollo, las patatas fritas y las hamburguesas de bisonte.