Noticias del corazón

4 de agosto de 2019

El gran susto de Guillermo y Kate

Los Windsor tienen un problema. Y ese problema se llama seguridad. Que se lo digan a los duques de Cambridge, que si, en el 2017, vivieron un mal trago cuando supieron que su hijo George era objetivo de los terroristas de Estado Islámico, y el pasado mes de enero supieron por Scotland Yard que la propia Kate Middleton era objetivo de los yihadistas, ahora han visto cómo una brecha en su seguridad personal ha permitido que un intruso se metiera en su hogar como si nada.

 

Según el diario «The Sun», un hombre de 40 años, llamado Darren Benjamin, entregó unos muebles en Kensington y logró colarse en el jardín, espacio en el que estaban jugando los hijos de los duques quienes, al parecer, le saludaron. El hombre en cuestión ha pasado siete años en prisión, tras ser condenado por formar parte de una banda de delincuentes que torturaron a una de sus víctimas en su propia casa.

 

Todos los detalles de lo ocurrido en tu revista Pronto esta semana.

Más temas de:

Otras noticias de actualidad

Ver todas las noticias