Noticias pronto

9 de febrero de 2019

Una mujer tarda 9 años en demostrar que no está muerta

Una vecina de Alcalá de Guadaíra, en Sevilla, ha pasado un verdadero calvario. La historia de Juana Escudero se remonta nueve años atrás, cuando falleció su hermana, Joaquina, con la que no se hablaba desde hacía tiempo. Según las investigaciones, el marido de la fallecida le usurpó la identidad a Juana para poder usar sus datos.

 

En un primer momento, Escudero lo vio como una simple confusión, pero la cosa se complicó cuando se dio cuenta de que las autoridades no se creían su versión. Debido a todo ello, no podía hacer ningún tipo de gestión, ni renovar el DNI, ya que aparecía como persona muerta en el registro.

 

Tras nueve años de pleitos judiciales esta historia ha podido llegar a su fin gracias a que el 19 de octubre del 2017 se le extrajo ADN al cadáver que estaba enterrado en la tumba bajo el nombre de Juana. Los resultados, que fueron comparados con una hija de la fallecida, han concluido que era Joaquina quien murió hace años.

 

Ahora, por fin, Juana ha recuperado su vida. Eso sí, según el letrado, es volunatd de la propia perjudicada, continuar investigando acerca de las razones por las que suplantaron su identidad. 

Otras noticias de actualidad

Ver todas las noticias