Belleza

16 de octubre de 2016

Combate los poros abiertos y consigue un cutis más fino

THS 01845615  Con el tiempo, la piel pierde elasticidad, se vuelve más flácida y los poros aumentan de diámetro de forma progresiva. 

Los poros son pequeños orificios que están situados en la capa más superficial de la piel y que tienen una importante misión: permitir la transpiración de la misma. Prácticamente imperceptibles, en algunos casos su diámetro es más grande de lo normal, por lo que resultan más visibles y hacen que el cutis tenga un aspecto más tosco e irregular.   Aunque se trate de un problema de origen genético, nuestros hábitos de cuidado facial pueden contribuir a solucionarlo. Esta semana en PRONTO te damos las claves para dar a tu rostro un aspecto más uniforme, desde realizar una limpieza adecuada, que retire las impurezas sin agredir la piel, a  elegir los productos que te ayudarán a regular la producción de grasa y mejorar su aspecto. También te daremos las recetas de las mascarillas caseras más efectivas, para que puedas cerrar el poro y tonificar la piel de la forma más natural.