Belleza

18 de noviembre de 2018

Consigue una piel perfecta y sin poros dilatados

Consigue una piel perfecta y sin poros dilatados La limpieza resulta imprescindible para evitar que las impurezas se acumulen en el poro y aumenten su diámetro. 

Aunque nos puedan resultar antiestéticos, los poros son necesarios para el buen funcionamiento de la piel, ya que, además de permitir su oxigenación, la mantienen hidratada y protegida.

 

Su tamaño está determinado por la genética, pero las dimensiones pueden variar en función de los cuidados que le dispensemos al rostro, así que, ¡no está todo perdido! En primer lugar, para  evitar que la polución se introduzca en su interior y aumenten de diámetro, es conveniente realizar una limpieza facial dos veces al día con un producto adecuado (agua micelar, leche limpiadora...) y realizar una exfoliación semanal para mejorar la textura de la piel. El maquillaje también puede servirte de ayuda, sobre todo las prebases correctoras ya que, además de rellenar el poro, dan al rostro un acabado velado muy eficaz para aumentar la luminosidad y la tersura de la piel.

 

Esta semana en Pronto también te hablaremos de los tratamientos profesionales que pueden ayudarte a afinarlos, como el láser o los «peelings» químicos, y de los cuidados complementarios que te ayudarán como las mascarillas de arcilla.