Belleza

9 de junio de 2019

Cutis graso: los mejores cuidados faciales

Cutis graso: los mejores cuidados faciales Para mantener tu cutis graso en perfectas condiciones, es importante realizar una limpieza facial dos veces al día.  

El cutis graso es el más resistente de todos pero también el que tiene una mayor tendencia a presentar imperfecciones, como acné y poros dilatados. Para reducir la producción de grasa y mejorar su aspecto, la clave está en extremar al máximo los cuidados faciales:

 

– Limpiar el rostro dos veces a diario resulta imprescindible para evitar que el exceso de sebo se acumule y tapone los poros.

– Haz la limpieza con un producto suave pero enérgico, como el agua micelar.

– Una vez por semana, realiza un «peeling» con un exfoliante químico o mecánico con gránulos finos. 

 

¡No lo olvides! El hecho de que tu cutis sea graso no quiere decir que no necesite hidratación. Elige para ello un producto con efecto matificante que, además, mantenga la humectación de tu piel y la proteja de las agresiones exteriores.

 

También te hablaremos de aquellos gestos que realizas sin darte y cuenta y que pueden perjudicar a este tipo de rostros, como frotarlos con demasiada fuerza, utilizar productos con alcohol y comer pan y pasta en exceso.

 

Finalmente, te diremos cómo debes maquillarte para evitar la aparición de brillos en la zona T (frente, nariz y barbilla) con trucos tan útiles como extender la base de maquillaje con una brocha para, de esta manera, cubrir mejor los poros dilatados y matificar el resultado con una leve pasada de polvos sueltos. 

 

No te pierdas el reportaje al completo en tu revista Pronto esta semana.