Belleza

8 de febrero de 2020

Manos de seda a pesar del frío

Manos de seda a pesar del frío Las bajas temperaturas y las radiaciones solares ponen a prueba la delicada piel de las manos.

En los meses más fríos del año, la piel de las manos está tan expuesta como la del rostro a las bajas temperaturas. ¿Las dejas, sin embargo, en un segundo plano? Intenta que compartan protagonismo porque delatan la edad con igual facilidad. Para lucir unas manos cuidadas y bonitas, no basta con hacerte la manicura. Recuperar su tacto suave es un gesto de belleza esencial. Especialmente si trabajas al aire libre (y no puedes llevar guantes) o te ves obligada a lavártelas muy a menudo, exfólialas una vez por semana y emplea, a diario, una crema de manos de textura untuosa y de fórmula concentrada. Las encontrarás resistentes al agua, con efecto barrera para una protección «segunda piel», etc.

 

En esta época del año, también se hace necesario utilizar una crema de manos con filtro solar, el mejor y más barato activo antiedad. Es la forma más efectiva de prevenir las manchas de sol y de retrasar la aparición de arruguitas. ¿Has atravesado la década de los 40? Extrema los cuidados porque éstos no son los únicos signos de la edad que pueden evidenciar. Si quieres «rellenar» las manos de aspecto huesudo, consecuencia directa de la pérdida progresiva de grasa subcutánea, no dudes en utilizar una crema voluminizadora. Vienen a ser el equivalente cosmético a las infiltraciones a base de ácido hialurónico, colágeno o grasa de la propia paciente que se realizan en esta zona.