Belleza

3 de febrero de 2019

Piel del cuerpo firme y suave

Piel del cuerpo firme y suave Una piel hidratada resiste mejor las agresiones externas y los efectos del paso del tiempo: flacidez, arrugas, manchas, etc. 

Aunque en invierno llevemos capas y más capas de ropa, no bajes la guardia. Mantener la piel firme y sedosa al tacto, aparte de ser un arma de seducción en toda regla, es una inversión de futuro.

 

¡Cuando llegue el momento de quitarte las medias descubrirás por qué! ¿Te gustaría mantenerla hidratada para resistir mejor los rigores del frío y reducir los efectos del paso del tiempo? El primer paso es conseguir que la ducha diaria se convierta en un ritual de belleza. Cuando sepas que la piel pierde el 25% de su hidratación natural mientras nos duchamos, dejarás de elegir el gel de baño sólo por su aroma: ¿promete una hidratación profunda?, ¿está indicado para pieles secas?, ¿incorpora activos altamente nutritivos, etc.? Escoger la loción hidratante –aceites de tacto seco, bálsamos hidratantes, sérums corporales, etc.– que mejor se adecúa a tus necesidades es el siguiente paso.

 

Por último, toca cuidar tu piel desde el interior. Seguir una dieta rica variada, con un alta presencia de frutas, hortalizas, cereales integrales, frutos secos, aceite de oliva y pescado, es la mejor forma de mantener la piel de todo tu cuerpo suave al tacto y firme.