El rincón del pensamiento

6 de noviembre de 2016
Cada semana, PRONTO te invita a la reflexión con estos pequeños cuentos que condensan grandes lecciones de vida.
El genio y el zapatero Ilustración: Alberto Vázquez

El genio y el zapatero

Erase una vez un genio que, disfrazado de mendigo, entró en la casa del zapatero y le suplicó: «Hermano, no tengo ni una sola moneda pero mis pies están destrozados de caminar todo el día con estas sandalias rotas. ¿No podrías arreglármelas?».Y el zapatero le respondió: «Yo también soy pobre y estoy harto de que todos vengan pidiéndome favores sin pagar ni una sola moneda». 
Tras oírlo, el genio recuperó su apariencia original y le ofreció la ayuda que necesitase. «¿Puede ser dinero?», pidió el humilde artesano. «Sí, te daré 10 millones, pero sería a cambio de tus piernas», le sugirió. Pero el pobre zapatero respondió impresionado: «¿Para qué quiero yo ese dinero si no podría caminar ni desplazarme solo a ningún sitio?».  
«Entonces te daré 100 millones a cambio de tus manos», propuso el genio. Pero el zapatero también rechazó la oferta: «No podría comer solo, trabajar o jugar con mis hijos». Y cuando el genio de la lámpara le prometió 1.000 millones por sus ojos, el artesano, asustado, contestó: «No podría soportar no ver jamás a mi familia y amigos...». Entonces, el genio le dijo: «Hermano mío, ves lo afortunado que eres con todo lo que posees y todavía sigues sin darte cuenta de ello».