El rincón del pensamiento

25 de marzo de 2018
Cuentos cortos con grandes lecciones de vida. Para reflexionar :)
El hábito de la vaca Ilustración: Alberto Vázquez

El hábito de la vaca

Una vaca pastaba en un campo de un pequeño pueblo de Oklahoma. Todas las mañanas, el animal se dirigía a un tanque que había al lado del local de la empresa de agua para beber. Éste siempre estaba lleno.
Un día hubo una gran tormenta y el valle se inundó, incluyendo el campo en el cual vivía la vaca. Como consecuencia, el animal tuvo que hacer un gran esfuerzo para intentar llegar hasta el tanque, chapoteando a través del barro con mucha dificultad porque había, por lo menos, 30 centímetros de agua en algunos lugares. La vaca se atascó en el barro un par de veces, pero no se detuvo. Después de mucho esfuerzo, finalmente llegó al tanque, bebió y después regresó al lugar más seco.
Suena bastante absurdo tener que ir hasta el tanque y volver cuando, sencillamente, podría haber inclinado la cabeza y haber bebido agua en cualquier parte. Esto es una muestra de lo poderosos que pueden ser los hábitos que vamos adquiriendo. El sabio rey Salomón escribió: «Instruye al niño en el camino correcto, y aun en su vejez no lo abandonará». En otras palabras, las costumbres que tomamos a lo largo de la vida permanecen con nosotros durante mucho tiempo. Ésa es la razón por la cual es importante desarrollar buenos hábitos, no malos.