El rincón del pensamiento

30 de mayo de 2016
Cuentos cortos con grandes lecciones de vida. Para reflexionar :)
El hijo más inteligente Ilustración: Alberto Vázquez

El hijo más inteligente

Viendo que el final de sus días ya no estaba muy lejos, un anciano decidió reunir a sus tres hijos para explicarles un asunto importante. «Como sabéis, no soy un hombre rico y no dispongo de bienes suficientes para dejaros una gran herencia a todos. Por eso, he decidido que lo mejor será que sólo uno de vosotros herede todo lo que poseo», les avanzó el buen hombre. «A los tres os quiero por igual, pero he tomado una decisión que espero que entendáis y encontréis justa. Entregaré todo cuanto poseo al que sea más hábil, más inteligente, más sagaz...», prosiguió. «Os daré a cada uno una moneda. El que compre algo que llene la casa se quedará con todo», concluyó. 
El primero de los hermanos compró varias alpacas de paja con las que consiguió llenar la pequeña vivienda hasta la mitad de sus paredes. El hijo mediano trajo varios sacos de plumas, pero con ellas apenas logró emular al primogénito. Quedaba por llegar el más pequeño, pero sus hermanos dudaban que consiguiese superarlos, aunque para su sorpresa fue él quien obtuvo la herencia. Sólo compró un pequeño objeto, una vela. Esperó que se hiciese de noche, la encendió y entonces llenó toda la casa de luz. De igual manera, en la vida son las cosas inmateriales las que más nos llenan.