El rincón del pensamiento

26 de junio de 2019
Cuentos cortos con grandes lecciones de vida. Para reflexionar :)
El sabio que contó un chiste Ilustración: Alberto Vázquez

El sabio que contó un chiste

Había una vez un hombre muy sabio al que con frecuencia visitaban los habitantes de la aldea para quejarse una y otra vez de los mismos problemas. Harto de escuchar siempre lo mismo, un día los reunió a todos y en vez de atender a las ya tan manidas preocupaciones de sus conciudadanos decidió contarles un chiste. Fue un éxito total, todos se rieron a carcajadas. Viendo la gran acogida que había tenido su idea, el sabio permaneció unos minutos en silencio antes de contarles, de nuevo, el mismo chiste. Esta vez, sólo se oyeron unas pocas carcajadas.

 

El hombre volvió a su silencio, pese a que todo el mundo estaba expectante, y transcurridos unos minutos más, lo explicó por tercera vez, pero en esta ocasión ya nadie fue capaz de reírse. Entonces, el sabio sonrió y dijo: «¿Verdad que no se puede reír del mismo chiste una y otra vez?». «Verdad, gran sabio», respondieron al unísono los allí reunidos. «Por lo tanto, ¿por qué siempre venís a llorarme por los mismos problemas?», prosiguió el hombre.

 

Todos enmudecieron y comprendieron el mensaje: cada vez que tengas un problema, no debes regodearte en él. Afróntalo lo antes posible, preocuparte a diario por lo mismo no va a resolver las dificultades, sólo te hará perder el tiempo y la energía.