El rincón del pensamiento

6 de noviembre de 2019
Cuentos cortos con grandes lecciones de vida. Para reflexionar :)
Las cabras montesas Ilustración: Alberto Vázquez

Las cabras montesas

Como solía hacer habitualmente, el pastor se había llevado a sus cabras al monte para que pastasen tranquilamente, pero aquel día no lo hicieron solas porque se les unieron unas cabras montesas que habían bajado de las montañas atraídas por la fresca y abundante hierba.


Cuando llegó la noche, decidió trasladarlas todas a su gruta. Al día siguiente, el día amaneció con una fuerte tormenta que les obligó a seguir guarecidos en ese refugio natural. Como no podían hacer otra cosa, el pastor se quedó con los animales para cuidarlos. Pero a la hora de darles de comer, pensó que les pondría mucho más forraje a las cabras salvajes que a las suyas para así lograr que se quedasen con él.  


Terminó la tormenta y el cabrero sacó el rebaño a los campos de alrededor. Apenas transcurrieron unos minutos cuando las cabras montesas se escaparon y el pastor, muy enojado, les echó en cara su ingratitud tras haberlas cuidado tan bien. Pero ellas le contestaron: «No confiamos en ti porque si a nosotras nos has tratado mejor que a tus viejas y leales cabras, ¿qué pasará cuando lleguen otras nuevas?».


Por ello, jamás confíes en las personas que te ofrecen su amistad mientras dejan tirados a sus amigos.