El rincón del pensamiento

1 de enero de 2017
Cuentos cortos con grandes lecciones de vida. Para reflexionar :)
Lección de Navidad Ilustración: Alberto Vázquez

Lección de Navidad

Al salir de casa, un hombre vio a un niño parado ante su flamante coche. El pequeño no podía cerrar los ojos de admiración y, cuando el dueño del vehículo se le acercó, le preguntó: «¿Es suyo?». Tras afirmar con la cabeza, le explicó lo siguiente: «Es el regalo que me ha hecho mi hermano el día de Navidad». El niño quedó muy asombrado y comentó: «Cómo me gustaría...». El propietario del automóvil entendió que le encantaría tener un hermano como el suyo, por eso se asombró cuando el pequeño añadió: «Me gustaría poder ser algún día un hermano tan generoso». 
Sorprendido por la respuesta, el hombre le invitó a dar una vuelta y el niño aceptó encantado. Cuando llevaban un rato circulando, le preguntó al señor: «¿No le importaría que pasáramos frente a mi casa?». El conductor pensó que lo que quería era presumir ante sus vecinos. Cuando llegaron al sitio, el menor le pidió que aparcara, salió corriendo y regresó con un hermano que tenía muchas dificultades para caminar. «Algún día te regalaré uno igual para que puedas ir donde quieras», le dijo a su hermano. El hombre quedó tan impactado que sentó a ambos en el coche y les dio un paseo inolvidable. Esa Navidad aprendió una lección de vida: que hay más felicidad en dar que en recibir.