El rincón del pensamiento

18 de marzo de 2018
Cuentos cortos con grandes lecciones de vida. Para reflexionar :)
El palacio de la mentira Ilustración: Alberto Vázquez

El palacio de la mentira

En un lejano país, varios duendes construían dos palacios, el de la verdad y el de la mentira. Cada vez que un niño decía una verdad, ésta servía para fabricar un ladrillo con el que se edificaba el primero. Lo mismo ocurría en el otro, pero, en este caso, el material se creaba con una mentira.
Ambas construcciones eran impresionantes y los duendes competían duramente porque el suyo fuera el mejor. Tanto, que los de la mentira, mucho más tramposos y marrulleros, fueron por el mundo para conseguir que los niños dijeran más y más mentiras. Y como lo fueron logrando, empezaron a tener muchos más ladrillos, por lo que su palacio se fue haciendo más grande y espectacular. Pero un día, algo raro les ocurrió: uno de los ladrillos se convirtió en una caja de papel. Más adelante, otro se hizo de cristal y se rompió. Y así, poco a poco, cada vez que se iban descubriendo las mentiras con las que se habían fabricado aquellos ladrillos, éstos se transformaban y desaparecían, lo que provocó que ese precioso edificio se volviera cada vez más débil, hasta que acabó desmoronándose.
Este hecho demuestra que no se pueden utilizar las mentiras para nada, porque nunca son lo que parecen y no se sabe cuándo se descubrirán ni en qué se convertirán.