La nueva botica

17 de febrero de 2019

Cómo compensar una dieta sin carne

Cómo compensar una dieta sin carne Los garbanzos y la harina de esta legumbre te ayudarán a dar consistencia a las hamburguesas vegetales y a conseguir proteínas de gran valor para tu salud

¿Has decidido comer menos carne? ¿Eliminarla por completo de tu dieta? Es una sana forma de dar un descanso a tu aparato digestivo, mejorar el resultado de tus analíticas (colesterol, triglicéridos, urea y ácido úrico), mantener a raya la tensión arterial y reducir el riesgo de sufrir un cáncer de estómago, colon o mama, entre otros. Lo cierto es que el 20 % de los españoles ya no come productos cárnicos o bien se declara flexitariano  –los toma de forma esporádica–. Este dato demuestra que, en nuestro país, estamos cada vez más dispuestos a reducir el consumo de carne, ya sea por cuestiones de salud o de conciencia.

 

Ahora bien, si esta ha sido tú decisión, debes tomar ciertas medidas. La primera medida es tratar de que no falten en tus menús los cereales y las legumbres con proteínas más completas, como la quinoa, el trigo sarraceno, el mijo, el amaranto, la soja, los garbanzos y algunos tipos de alubias.

 

La siguiente es enriquecer tu dieta con alimentos que aporten un plus: como el sésamo, rico en zinc y en calcio; los pistachos, un yacimiento de hierro, o las nueces, excelente fuente de Omega 3.

 

Para que no eches de menos alimentos tan versátiles como la carne picada, que utilizas para cocinar platos de pasta, albóndigas o rellenos, te damos una alternativa cien por cien vegetal: la soja texturizada. La composición nutricional de este producto está a años luz del de la carne roja, ya que tiene un bajo aporte en grasas saturadas y sal, constituye una gran fuente de fibra y es muy rica en proteínas e hidratos de calidad.