La nueva botica

6 de octubre de 2019

Cómo prevenir las fracturas a partir de los 50 años

Como prevenir las fracturas a partir de los 50 El licuado de zanahoria, pepino (¡no le retires su piel!) y apio aporta un plus de silicio a tu esqueleto, un mineral que ayuda a regenerar el hueso  

No sólo de calcio viven los huesos. Si quieres fortalecer el esqueleto y reducir el riesgo de sufrir una fractura, lo que a ciertas edades puede acarrear un sinfín de quebraderos de cabeza, refuerza tu dieta con los alimentos que hemos destacado para ti en la «Nueva Botica» de este número.

 

Tomar suficiente vitamina D o K, dos nutrientes que retienen el calcio en el interior de los huesos, es tan importante como consumir tres raciones de lácteos al día. Aparte de calcio, hay otros minerales que mejoran la densidad ósea e intervienen en la regeneración del hueso. Y, entre todos ellos, destacan el silicio y el boro. ¡Palabra de experto!

 

Tus huesos se mantendrán en perfectas condiciones si anotas en tu lista de la compra, las setas, las manzanas, las verduras de hojas verdes y las coles. ¿Sabías, por cierto, que el aceite de oliva virgen es un eficaz protector de la salud de los huesos? Según diversos estudios, el consumo regular de este ingrediente estrella de la dieta mediterránea reduce en un 50% el riesgo de padecer una fractura entre aquellas personas que sufren osteoporosis. ¡Nada mal!

 

No te conformes con un aceite de oliva a secas, elígelo virgen. Esta variedad, auténtico zumo de aceitunas, tiene una mayor proporción de flavonoides antioxidantes y de potentes antiinflamatorios naturales.