La nueva botica

12 de marzo de 2017

Los mejores remedios para cuidar la salud de un hígado delicado

Té chai de cúrcuma El té chai de cúrcuma es un fabuloso protector del hígado. 

Limitar el alcohol es la medida dietética más efectiva a la hora de proteger el hígado, pero no la única. Seguir una dieta pobre en grasas animales y rica en fibra es otro aspecto fundamental. Y es que tener el hígado graso, acumular más kilos de la cuenta o sufrir diabetes tipo 2 son algunos de los factores que pueden sobrecargar y dañar este importante órgano, encargado no sólo de depurar la sangre sino de llevar a cabo un sinfín de reacciones metabólicas y de almacenar sustancias de suma importancia para la salud. En el tema principal de «La Nueva Botica» de esta semana descubrirás por qué vale la pena reforzar el consumo de vegetales de marcado sabor amargo o ácido y hasta qué punto las setas shiitake pueden ser de ayuda en caso de sufrir una infección crónica, como la hepatitis, o un cáncer de hígado.