La nueva botica

25 de enero de 2020

Cómo prevenir la aparición de pólipos en el intestino

Los mejores remedios para prevenir la aparición de pólipos en el intestino Incrementar la toma de fibra es una sana estrategia que ayuda a reducir la presencia de estas lesiones en el colon. 

Una de cada cinco personas tiene una o varias de estas deformaciones de las paredes internas del intestino grueso. Si bien la mayoría de estas lesiones son benignas, en un 15-20% de los casos pueden derivar en un cáncer de colon. De ahí la necesidad de prevenir su aparición con medidas como las que te proponemos en este número de «La Nueva Botica». Aumentar el consumo de vitamina D y calcio, de fibra, de alimentos ricos en Omega 3 y de productos fermentados es una excelente estrategia preventiva.

 

Especialmente si ya te han detectado y extirpado un pólipo –la mayoría se descubren de forma casual en una colonoscopia–, debes extremar las precauciones, ya que un 30% de los casos vuelven a aparecer en la zona. ¿Sabías que los kilos de más son otro claro factor de riesgo? Según los expertos, la obesidad y el sedentarismo contribuyen a la formación de estas malformaciones en el intestino. Si decides poner remedio, te aconsejamos hacerlo siguiendo como guía el plato de Harvard. Creado por especialistas en nutrición de esa universidad, te permite adelgazar de forma equilibrada, ajustando las cantidades y sin pasar hambre. Para ello, intenta que la mitad del plato lo ocupe la verdura y las hortalizas –dedica una pequeña parte de este espacio a la fruta–. Destina una cuarta parte a un alimento proteico sin procesar –carne, pescado, huevos, legumbres con frutos secos, etc.– y el resto a los granos integrales y a tubérculos como la patata.