Las claves para ser feliz

9 de diciembre de 2018

Acepta tu aspecto físico y supera los complejos

Acepta tu aspecto físico y supera los complejos Acéptate tal como eres, con tus  defectos y virtudes. Reconoce tus limitaciones con naturalidad y dejarán de ser un problema. 

¿Tienes una relación conflictiva con tu propio cuerpo? Para reconciliarte con él, es necesario volver a valorarlo. Lo primero que debes hacer es tratar de sentirte bien en tu propia piel para, de esta manera, conseguir que los demás te perciban de la misma forma. Aceptar tu físico y olvidar los complejos es posible.

 

Debes tener en cuenta que, en muchas ocasiones, la imagen que ofreces depende más de tu actitud que de tu físico. Si te aceptas tal como eres, tu forma de actuar acentuará tus puntos fuertes. Además, tendrás más ilusión por arreglarte, por lucir ropa nueva, por cambiar de peinado. Si, por el contrario, te sientes menos que los demás, dejarás de preocuparte por tu imagen y ofrecerás un aspecto descuidado. Busca todo lo bueno que hay en ti y poténcialo. ¿Tienes un pelo bonito? Cuídalo al máximo. ¿Te gustan tus piernas? No pierdas la ocasión para lucirlas.

 

De esta manera, además de aumentar tu autoestima, dejarás tus supuestos defectos en un segundo plano. Tu principal motivación, sin embargo, siempre debe ser sentirte bien contigo misma, ya que si lo haces para agradar o impresionar a alguien, no solucionarás el problema de base, que es la baja autoestima. Recuerda, además, que el concepto de belleza es muy relativo, así que no vale la pena preocuparse por la opinión de los demás.