Las claves para ser feliz

11 de diciembre de 2016

¿Amor romántico o amor verdadero?

Amor En el mundo de la pareja conviene practicar el realismo afectivo, que consiste en ver la relación sin distorsiones ni autoengaños.

Al enamorarnos, nuestros circuitos cerebrales del placer segregan dopamina a raudales y queremos más y más de la persona amada, tanto que somos incapaces de ver sus defectos: «El hombre de mis sueños», «la mujer ideal»... Perpetuar ese estado de locura transitoria, lejos de convertirnos en protagonistas de una historia de amor más propia del cine que del mundo real, puede llegar a sofocar la llama del amor.  Aceptar las imperfecciones del otro y adaptarse a nuestra pareja sin dejar de ser nosotros mismos es la llave del éxito. En «Las claves para ser feliz» de esta semana también descubrirás si tiendes a idealizar a las personas que más admiras y sabrás cómo  superar una adicción afectiva.