Las claves para ser feliz

15 de abril de 2018

Autocrítica: ¿dónde está el límite?

Autocrítica: ¿dónde está el límite? Si lo que piensas de ti, en vez de ayudarte a avanzar, bloquea tu camino, cambia de perspectiva

Cuestionar nuestros comportamientos puede ayudarnos a enmendar un error y a progresar como personas. Pero qué hacer cuando nos exigimos tanto que el juez interno que todos llevamos dentro dicta  sentencias demasiado severas. «La peor soledad  –advertía el escritor Mark Twain– es no estar cómodo contigo mismo». Así que baja el listón, date un voto de confianza y empieza por cambiar la imagen que ofreces sobre tu persona.

 

El problema que tiene ser demasiado críticos con nosotros mismos es que, lejos de ayudarnos a ganar seguridad y productividad, tanto en la esfera laboral como familiar, limita nuestro poder creativo, aleja nuestra capacidad de disfrute y afecta a nuestra autoestima. Como hemos sido mejor educados para mostrar respeto y consideración por los demás que para cultivar nuestro amor propio, en las «Claves para ser feliz» de esta semana en la revista Pronto te mostraremos la mejor estrategia para tratarte de forma más justa y comprensiva. ¡Te lo mereces!