Las claves para ser feliz

7 de abril de 2019

Cómo librarte de una relación de dependencia

Cómo librarte de una relación de dependencia Las dependencias emocionales y materiales agotan nuestras reservas de energía

Lo que diferencia un compromiso deseado de una atadura es el cúmulo de sensaciones que sentimos en el interior. ¿Te falta el aire? ¿Dependes demasiado de algo o de alguien? ¿Cualquier pequeña acción se convierte en un esfuerzo titánico?

 

No podemos ser felices sin el afecto de los nuestros, sin un techo y sin muchas otras cosas básicas. El problema viene cuando, en palabras de la psicóloga Silvia Congost, se sufren «enganches tóxicos»: ¿vives por y para tu pareja?, ¿tienes una relación asfixiante con alguien?, ¿no sabes renunciar al tren de vida que llevas, pero mantenerlo te cuesta sudor y lágrimas? Liberarse de todas esas ataduras es el primer paso hacia una felicidad más consciente y plena.

 

Para lograrlo, te proponemos un plan que se basa en dos pilares: aprender a soltar y enfrentarse al miedo que se esconde detrás de cada dependencia. Trabajar nuestra capacidad de adaptación y de renuncia es lo que nos libera de los apegos excesivos.

 

«Sólo podemos perder aquello a lo que nos aferramos» es una máxima budista. ¿Te gustaría conocer las enseñanzas que esta filosofía nos brinda sobre esas relaciones de dependencia? Te lo contamos todo en el tema de «Las claves para ser feliz» de esta semana.