Las claves para ser feliz

24 de diciembre de 2016

¿Eres muy sensible? Aprende a protegerte

¿Eres muy sensible? Aprende a protegerte Conocerte mejor te ayudará con esa sensación de vulnerabilidad a flor de piel.

¿Te emocionas con facilidad? ¿Das muchas vueltas a las cosas? ¿Captas sutilezas que pasan desapercibidas para el resto de los mortales? Lee con atención «Las claves para ser feliz» de esta semana porque todo eso tiene una explicación... Según señalan los expertos, una de cada cinco personas es altamente sensible. Este rasgo de tu personalidad no tiene por qué ser negativo. Si sabes reconocerlo y aprendes a gestionarlo, te convertirás en una persona receptiva, que vive con los brazos abiertos al mundo, con una gran sensibilidad artística y una excelente capacidad para disfrutar la vida al máximo.  En su libro «El don de la sensibilidad», la doctora en Psiquiatría Elaine Aron explica que las personas sensibles están dotadas de un radar muy sofisticado, que es capaz de procesar todo lo que llega a sus sentidos de una manera profunda y sutil. «Tu sensibilidad –afirma Aron– te otorga unas cualidades y habilidades especiales». Si piensas que ese exceso de sensiblería sólo hace que acarrearte problemas, estás pero que muy equivocado/a.