Las claves para ser feliz

1 de febrero de 2020

Espontaneidad: mostrarte tal como eres tiene premio

Las Claves espontaniedad Ser uno mismo es una clara señal de transparencia y autenticidad.

Medir en exceso nuestras palabras es dar la espalda a la naturalidad. Si quieres poner en práctica el arte de la improvisación y liberarte de ciertos corsés sociales, quítate las máscaras y rompe tu silencio. En su libro «El miedo a la libertad», el filósofo Erich Fromm lo explica de la siguiente forma: «La incapacidad para obrar con espontaneidad, para expresar lo que verdaderamente uno siente y piensa, y la necesidad consecuente de mostrar a los otros y a uno mismo un pseudoyó constituyen la raíz de los sentimientos de inferioridad y debilidad». ¿Quieres recuperar tu yo más real y sentirte más a gusto que nunca en tu propia piel?

 

Deja de autocensurarte por miedo a hacer el ridículo, decir algo imprudente, tomar partido en un asunto, etc. Siempre que la ocasión lo permita, muestra tu opinión sincera y comparte tu forma personal de hacer las cosas sin límites preconcebidos. ¿Sabías que la espontaneidad es un buen indicador de bienestar emocional? Es, además,un rasgo de valor.

 

Ser espontáneo implica cierto atrevimiento y mucha naturalidad, dos características que hacen que estas personas resulten muy atractivas a ojos de los demás. Son un soplo de aire fresco en cualquier reunión y esa actitud tan decidida y poco calculadora suele despertar admiración en los demás y generar muchas complicidades a su alrededor.