Las claves para ser feliz

8 de septiembre de 2019

Los secretos para disfrutar de la buena vida

Los secretos para disfrutar de la buena vida No hace falta que te sucedan cosas extraordinarias para poder ser feliz, basta con que recuperes la capacidad de disfrutar de lo que hay a tu alrededor.    

A todos nos gustaría estar siempre de vacaciones y poder disfrutar de esa agradable sensación de relajación y de ausencia de preocupaciones que tan felices nos hacen durante esos días. Desgraciadamente, cuando llega el mes de septiembre, ese sueño se acaba, por lo que no tenemos más remedio que volver a la rutina de siempre. Pero, ¿qué pasaría si pudiésemos prolongar ese estado de tranquilidad y bienestar durante todo el año, si fuera posible asumir nuestras responsabilidades sin estresarnos ni angustiarnos por ello?

 

La clave para conseguirlo es tratar de encontrar el equilibrio en lo que hacemos, es decir, evitar los excesos y disfrutar en su justa medida de todo lo que la vida tiene para ofrecernos. Tal como decía el dramaturgo Channing Pollock, «la felicidad es una estación de parada en el camino entre lo demasiado y lo muy poco». 

 

Una buena idea, por ejemplo, es reducir la velocidad. En ocasiones, el exceso de responsabilidades nos supera y nos impide sacarle todo el jugo a la vida. Hacemos las cosas (incluso las que nos gustan) demasiado rápido y sin apenas disfrutar de ellas. Acaba con esta tendencia tratando de tomártelo con más calma. Esto te permitirá percibirlo todo con mayor intensidad y sacarle el máximo provecho a la vida.

 

También es importante evitar el perfeccionismo. Pretender llegar a todo obteniendo siempre resultados brillantes pueden llevarte a una carrera sin fin que te dejará agotado. En lugar de ello, aprende a disfrutar del camino que recorres hacia tus objetivos sin angustiarte por los posibles errores.