Las claves para ser feliz

12 de mayo de 2019

Organiza tu tiempo para acabar con el estrés

Organiza tu tiempo para acabar con el estrés Aprender a organizar el tiempo para poder llegar a todo es una habilidad que se puede aprender y perfeccionar.      

Si tienes la sensación de que cada vez tienes más obligaciones y menos tiempo para llevarlas a cabo, es posible que necesites un poco de orden. El día tiene 24 horas. Es algo que no puedes cambiar, pero, con una buena organización, es posible disponer del tiempo suficiente no sólo para cumplir con tus obligaciones sino también para disfrutar de la compañía de tu familia e, incluso, para relajarte y dedicarte a tu  aficiones.

 

Para ello, tan sólo hay que dedicar unos minutos a planificar el día o la semana. Ten presentes todas las actividades que debes realizar en un período concreto y organízalas según el tiempo del que dispones. Ya verás como te resulta mucho más fácil llegar a todo. 

 

También es importante cambiar de actitud y procurar, por ejemplo, delegar en otras personas algunas de tus tareas, tanto en el ámbito doméstico como en el laboral. Otro consejo importante es tratar de evitar los denominados ladrones de tiempo, es decir, pasatiempos como jugar con el móvil, pasar demasiado tiempo delante de la televisión, etc., actividades que te impiden realizar otras cosas mucho más interesantes y productivas.

 

Y no lo olvides, si tienes una tarea demasiado larga y complicada, divídela en pequeñas metas u objetivos, te resultará mucho más fácil abordarla.  

Las claves para ser feliz

12 de mayo de 2019

Organiza tu tiempo para acabar con el estrés

Organiza tu tiempo para acabar con el estrés Aprender a organizar el tiempo para poder llegar a todo es una habilidad que se puede aprender y perfeccionar.      

Si tienes la sensación de que cada vez tienes más obligaciones y menos tiempo para llevarlas a cabo, es posible que necesites un poco de orden. El día tiene 24 horas. Es algo que no puedes cambiar, pero, con una buena organización, es posible disponer del tiempo suficiente no sólo para cumplir con tus obligaciones sino también para disfrutar de la compañía de tu familia e, incluso, para relajarte y dedicarte a tu  aficiones.

 

Para ello, tan sólo hay que dedicar unos minutos a planificar el día o la semana. Ten presentes todas las actividades que debes realizar en un período concreto y organízalas según el tiempo del que dispones. Ya verás como te resulta mucho más fácil llegar a todo. 

 

También es importante cambiar de actitud y procurar, por ejemplo, delegar en otras personas algunas de tus tareas, tanto en el ámbito doméstico como en el laboral. Otro consejo importante es tratar de evitar los denominados ladrones de tiempo, es decir, pasatiempos como jugar con el móvil, pasar demasiado tiempo delante de la televisión, etc., actividades que te impiden realizar otras cosas mucho más interesantes y productivas.

 

Y no lo olvides, si tienes una tarea demasiado larga y complicada, divídela en pequeñas metas u objetivos, te resultará mucho más fácil abordarla.