Las claves para ser feliz

14 de julio de 2019

Redes sociales: cómo disfrutarlas sin que te afecten emocionalmente

Redes sociales: cómo disfrutarlas sin que te afecten emocionalmente Limitar su uso te permite aprovechar el placer de la vida en directo.

Facebook, Instagram, WhatsApp. Casi 26 millones de españoles tienen perfil en alguna red social y la usan de forma habitual, lo que pone de manifiesto que nuestra manera de comunicarnos ha cambiado radicalmente. Ahora, se envía un mensaje en vez de hacer una llamada, nos informamos al minuto de lo que pasa en el mundo, podemos contactar con personas a las que hace años que no vemos, etc. Ésta es la cara positiva de las nuevas tecnologías que, sin embargo, también esconden un lado oculto con el que hay que saber lidiar.


Tan grande es su influencia en nuestra vida que están apareciendo nuevas enfermedades, conocidas como tecnopatologías, que pueden afectar al bienestar emocional.  Entre ellas, encontramos la nomofobia (obsesión por llevar siempre el móvil encima), la apnea del WhatsApp (consultarlo compulsivamente para ver si se ha recibido un mensaje) o la depresión de Facebook (desvalorar nuestra propia vida al compararla con la de nuestros contactos en esta red social).

 

Aun así, hay que reconocer que un buen uso de ellas puede ser beneficioso, sólo se deben tener en cuenta una serie de pautas, como saber diferenciar entre el «yo» virtual y el real y no permitir que el estar siempre conectado marque tu vida o limite tus horas de ocio e incluso de sueño. Tú tienes el poder de decidir el uso que les das. Y, esta semana, en Pronto te damos todas las claves para que puedas disfrutarlas sin que te afecten emocionalmente.