Las claves para ser feliz

21 de julio de 2019

¿Te abruman las responsabilidades? Aprende a delegar

¿Te abruman las responsabilidades? Aprende a delegar Repasa tu lista de obligaciones y pide a los demás que se responsabilicen de parte de ellas. Es la única manera de recuperar el control de tu vida.

Si tienes la sensación de que estás todo el día trabajando y de que apenas tienes tiempo para descansar y relajarte, es posible que tengas un exceso de obligaciones. Librarte de algunas de ellas te ayudará a disfrutar más de la vida  y te hará sentir vivo y feliz. Para saber si estás abarcando demasiadas responsabilidades, tan sólo debes hacerte las siguientes preguntas: ¿En tu vida diaria, apenas tienes tiempo para disfrutar y descansar? ¿Llevas a cabo tareas que otros podrían o deberían hacer? ¿Crees que nadie puede hacer las cosas tan bien como las haces tú? ¿Te niegas cuando se ofrecen a ayudarte? Si has contestado afirmativamente, es posible que necesites replantearte las cosas.

 

En primer lugar, debes cambiar tu forma de pensar. Muchas veces no queremos delegar en otros nuestras tareas porque pensamos que, si no las realizamos personalmente, no cumplimos con nuestras obligaciones. Es necesario romper con esta tendencia y darles a los demás una oportunidad. Es posible que, al principio, las cosas no salgan demasiado bien pero, a medida que pase el tiempo, el engranaje acabará por funcionar.

 

Tal como decía Dale Carnegie, empresario y experto en comunicación, «el secreto de mi éxito fue rodearme de personas mejores que yo». Y es que saber delegar no sólo te aligerará de tus responsabilidades sino que, además, te ayudará a que las cosas se hagan mejor y que tanto tú mismo como las personas que estén a tu lado seáis más felices.