Así es la vida de José Fernando en el centro de desintoxicación

José Fernando sonriendo despreocupado
Gloria Camila siempre ha sido uno de los grandes pilares de su hermano y, en «Supervivientes», lo está echando muchísimo de menos.

El hijo mayor de Ortega Cano intenta rehabilitarse de sus adicciones y sus problemas neurológicos en la madrileña Clínica López Ibor. Aunque va mejorando poco a poco –esta vez dice que quiere hacerlo bien por su recién nacida–, su padre está barajando la posibilidad de trasladarlo a un hospital público, ya que el centro le cuesta unos 12.000 euros mensuales. Por ahora, su día a día se centra en la terapia.