Dieta detox para perder kilos y volumen

Si te sientes hinchada o pesada, retienes líquidos o quieres darle un empujón a esos kilos que se resisten a desaparecer, te irá de perlas seguir estos consejos.

dieta detox

Con esta dieta detox, ¡notarás la diferencia!

Redacción

Si te sientes hinchada o pesada, retienes líquidos o quieres darle un empujón a esos kilos que se resisten a desaparecer, te irá de perlas seguir estos consejos y aprovechar los trucos de la dieta detox que te proponemos.

Casi vegana: verdura y fruta, la base de tu dieta detox 

Nuestro cuerpo tiene mecanismos de limpieza para depurarse y eliminar los residuos y toxinas, pero puede que necesite una ayuda extra para conseguirlo. Hacerlo de forma sana y que los resultados se mantengan es la clave. ¡Apúntate a esta dieta detox para perder kilos y volumen!

La primera semana, ligera. Empieza por hacer una dieta detox casi vegetariana, con verduras y hortalizas en la comida y la cena en forma de sopas o purés y, de segundo, pescado blanco al vapor o al horno, huevo (cocido, «poché» o revuelto) o ave en «papillote» o asada. Aquí tienes algunas recetas que te ayudarán a conseguirlo.

Crema de espárragos blancos y calabaza
Rape en papillote con cebolla y zanahoria
Pavo guisado con verduritas

Desayuna y merienda una pieza de fruta acompañada de un yogur natural. Por la mañana, incluye en tu dieta detox copos de avena o un par de rebanadas de pan con paté vegetal, elaborado por ti, de pimiento asado, humus (de garbanzos u otra legumbre), guacamole, berenjena... Si necesitas comer a media mañana, toma entonces la fruta del desayuno. 

El truco para que funcione: una cesta de la compra «detox». Llena el carro de verdura y fruta diversa, la variedad garantiza que el organismo funcione. No compres (y no los comerás) dulces, platos preparados, salsas y carnes rojas o procesadas (embutido, salazón). Nada de alcohol, café, té ni, sobre todo, tabaco.

fruta y verdura

La fruta y la verduras serán las protagonistas de tu dieta detox.

 
La clave no es comer menos, sino mejor

Establece el horario de las cinco comidas diarias y mantenlo durante toda tu dieta detox. No cenes tarde. Prevé con antelación los menús, para saber qué comprar y tener tiempo para prepararlo. Escoge cocciones sanas (vapor, hervido, asado). Aliña con aceite de oliva (poco), hierbas aromáticas y especias, nada de salsas, vinagres, etc. 

Que no te falten. Algunos alimentos estimulan el funcionamiento del hígado y los riñones, favorecen la eliminación de grasa, toxinas y líquidos y calman el apetito. Destacan la alcachofa, la avena (en copos en el desayuno o la merienda), el apio, el ajo y el perejil (estos dos ponlos crudos sobre todo, aportan sabor y ayudan a adelgazar).

ajo perejil

El ajo y el perejil ayudan a perder peso.

Cómo seguir tu dieta detox. Mantén esta dieta detox una o dos semanas, según lo que quieras perder, pero no más. Después, introduce pescado azul y legumbres enteras, frutos secos y semillas y, si quieres, otras carnes. Para consolidar lo perdido y evitar el «rebote», mantén las verduras como base de la dieta y las formas de cocción sanas, evita los fritos y las grasas, así como los cereales refinados, dos semanas más.

El truco para que funcione. Bebe un par de infusiones a lo largo del día. Aportarás líquido para limpiar y engañar al estómago. Te convienen las de diente de león, hinojo, vid roja y grosellero negro.

Actívate: para «quemar» hay que moverse 

Perder peso no sólo depende de la dieta, hay que hacer ejercicio. Camina cada día. Es barato, no necesitas equipo, propicia la circulación de retorno (acumulas menos líquidos) y combate el estreñimiento. Anda 30 minutos a tu ritmo y ve aumentando la intensidad y, si puedes, el tiempo con los días. Además de perder peso, ganarás fuerza y optimismo.

pasear ejercicio

Caminar es un ejercicio muy sano.

Céntrate en ti. Necesitas comer sano para que tu organismo funcione bien y se mantenga en un peso adecuado. Créetelo y trabaja para conseguirlo. Dedícate a ti, cocina platos que te vayan bien y te gusten. Busca información (en la revista Pronto, en nuestra web, libros...) y verás como no es tan difícil. ¡Adelante!