La historia de una mujer de 98 años y su hijo de 80

La historia de una mujer de 98 años y su hijo de 80
Madre e hijo en una tierna imagen que refleja el cariño que sienten el uno por el otro. Foto: Liverpool Echo

Ada Keating es una mujer de 98 años, que decidió dejar su hogar para instalarse en la misma residencia de ancianos en la que ingresó su hijo Tom, de 80, en el 2016, para ayudar a cuidarlo. La mezcla de preocupación materna y de melancolía por echarle de menos hicieron que Ada optara por mudarse para estar cerca de Tom. Y es que madre e hijo comparten una relación muy especial ya que Tom ha vivido siempre en el hogar familiar y, desde que su madre enviudó, pasaban todo el tiempo juntos, jugando y viendo series de la TV británica tan legendarias como «Emmerdale», que empezó a emitirse en 1972.