Los desastres de la cirugía estética entre los famosos

La actriz Meg Ryan de joven e imagen actual
Hace unos días, en los premios Tony, vimos a una Meg Ryan completamente desconocida, sin rastro de su dulzura característica.

Decía don Ramón de Campoamor que «en este mundo traidor nada es verdad ni mentira; todo es según el color del cristal con que se mira». Pero hay veces que, se mire por donde se mire, es evidente que alguien se ha equivocado. Cada vez son más los famosos adictos al bisturí, al bótox y a todo tipo de transformaciones que los convierten, en el mejor de los casos, en desconocidos y, en el peor, en esperpentos. No te pierdas el fantástico reportaje gráfico que la revista PRONTO ha preparado para ti con los «ayer y hoy» de Meg Ryan, Mickey Rourke, Donatella Versace... ¡Son impresionantes!