Meghan, indignada por la publicación de sus fotos en topless

Meghan, indignada por la publicación de sus fotos en topless
Meghan, durante unas vacaciones antes de conocer a Harry.

Sólo cinco días después del enlace, numerosas publicaciones digitales comenzaron a difundir unas imágenes que habían sido extraídas de un vídeo en el que la nueva nuera del príncipe Carlos, Meghan Markle, sólo llevaba la braguita del bikini.

 

Según ha trascendido, ese vídeo se grabó accidentalmente en el 2016, antes de que el príncipe Harry y Meghan Markle se conocieran, y un pirata informático lo copió accediendo de manera ilegal a los archivos del teléfono móvil de la ya esposa del príncipe. En marzo se supo de la existencia de las fotos que, ahora, alguien ha publicado a riesgo de verse condenado a pagar una cuantiosa multa o de ir a la cárcel.

 

En tu revista Pronto de esta semana te revelamos todos los intríngulis de este apasionante caso de «ciber-espionaje».