Trucos para adelgazar tras las Fiestas

Si quieres perder esos kilos de más que casi todos hemos ganado en Navidades, ¡no te pierdas los trucos más efectivos para adelgazar!

trucos adelgazar

Con nuestros trucos, perderás peso de forma más rápida y sana.

Redacción

Durante los días de Navidad, los españoles engordamos entre 2 y 5 kilos. Por desgracia, ese peso que ganamos tan rápidamente resulta muy difícil de perder, sobre todo si no adoptamos unos hábitos dietéticos saludables.

Una dieta fácil y efectiva

Para adelgazar a corto plazo, debes incluir en tu dieta diaria alimentos que estimulen los órganos encargados de depurar el organismo y así eliminar sustancias de desecho y grasa al mismo tiempo. Entre los alimentos más desintoxicantes encontramos el té verde, el brócoli, la alcachofa, el limón, el ajo, las espinacas, la manzana, la uva, la piña y el apio. ¡Come varios de ellos al día!

alimentos desintoxicantes

Incluye en tu dieta alimentos desintoxicantes.

Qué comer para adelgazar tras las Fiestas

El pescado, tanto el blanco como el azul, debe ser uno de los alimentos principales en tu dieta. En cuanto a la carne es preferible tomarla magra (pollo, pavo, conejo...) que roja (sólo una ración a la semana). A la hora de cocinar, intenta eliminar la grasa visible. Los cereales deberán ser preferiblemente integrales, ya que, aunque el contenido calórico sea el mismo que los refinados, resultan más nutritivos y te ayudarán a agilizar el tránsito intestinal. Por lo que respecta a los lácteos, es mejor tomarlos desnatados o semidesnatados.

Cómo cocinar para perder peso

Se recomienda preparar los alimentos de manera que mantengan al máximo los nutrientes que contienen y no sea necesario añadirles grasas. Las verduras, por ejemplo, deben cocinarse al vapor o bien tomarse crudas (licuadas o en ensalada), y la carne y el pescado asados al horno, hervidos o a la plancha.

cocinar vapor

La cocción al vapor es muy saludable.

Trucos para adelgazar en menos tiempo

Para que la dieta sea un éxito, es necesario tener en cuenta una serie de factores.

Dos litros de líquido al día
Una buena hidratación nos permitirá eliminar toxinas más rápidamente. Además de agua, puedes tomar caldos de verdura, zumos naturales e infusiones de plantas depurativas, como la manzanilla, el diente de león, la cola de caballo o el anís. En la medida de lo posible, evita el alcohol. 􏰀 

La sal, bajo candado
No es conveniente abusar de este producto, ya que provoca retención de líquidos e hinchazón. Es mejor sustituirla por condimentos más saludables, como el zumo de limón, las hierbas aromáticas (perejil, orégano, albahaca, cilantro, menta...) y especias como el cardamomo, el coriandro y la canela.

oregano

Sustituye la sal por hierbas aromáticas.

Cuidado con los carbohidratos refinados
Estos alimentos estimulan la secreción de insulina, la hormona que almacena la grasa en el cuerpo. Por esta razón, cuando tomamos pan, pasta y arroz blancos y no los quemamos, se acumulan en forma de grasa.

Mastica bien la comida
Es muy importante que los alimentos lleguen al estómago lo más triturados posibles. De esta manera, facilitamos la digestión y, al mismo tiempo, comeremos en menor cantidad, ya que nos sentiremos saciados antes. Para conseguirlo, mastica cada bocado de comida de 10 a 12 veces.

Haz cinco comidas diarias
Repartir los alimentos en cinco ingestas diarias estimula el metabolismo y hace que se quemen más calorías que si se realizan tres comidas únicas o nos saltamos el desayuno o la cena. Además, nos ayuda a no picar entre horas.

Cena temprano
Es una buena costumbre, ya que irse a dormir con el estómago lleno, además de aumentar el riesgo de tener un sueño poco reparador, hace que acumulemos un mayor número de calorías.