Alimentos para lucir una piel más firme y joven

¡Regenera y rejuvenece tu piel desde el interior con estos alimentos que te ayudarán!

dieta cuidar piel

Algunos nutrientes te ayudarán a cuidar tu piel desde dentro.

Redacción

Incluir en tus menús alimentos que por sus nutrientes son un auténtico tesoro te ayudará a frenar y compensar los efectos del paso del tiempo en tu piel.

Cómo mantener el tono y la luminosidad

Uno de los primeros signos de envejecimiento de la piel es la falta de luminosidad, lo que unido a la pérdida de uniformidad en el tono, nos va restando atractivo.

Exprime la vitamina C. Este potente rejuvenecedor que, como sabes, está presente en los cítricos, el kiwi, los pimientos, la papaya y los arándanos, le dará a tu piel el empujón necesario para recuperar su brillo al reactivar la microcirculación cutánea. Además, la vitamina C te ayudará a igualar el tono de tu cutis. 

vitamina C piel

La vitamina C es una aliada de tu piel.

¡Que no te falte hierro! La deficiencia de este mineral se refleja en el color de la piel. La epidermis recibe menos nutrientes y se oxigena peor. ¿Resultado? Una tez pálida y sin vida. Los moluscos, la carne roja y las verduras de hoja verde son ricos en este compuesto.

Súmate al naranja. Los betacarotenos son el equivalente vegetal de un valioso activo presente en numerosos cosméticos antiedad, el retinol. Pues bien, este pigmento aumenta la fabricación de melanina, la responsable del tono de la piel. Y, por si no bastara, favorece la regeneración celular, un proceso que con la edad se enlentece. Está presente en verduras y frutas de color naranja: zanahoria, calabaza, caqui, etc.

betacarotenos

Las zanahorias son ricas en betacarotenos.

Pon freno al avance de las arrugas

Un estudio con mujeres japonesas relaciona directamente una mala alimentación con un 30% más de arrugas.Te lo avanzamos: el alcohol y el azúcar son tus enemigos. 

Agua, fuente de juventud. El problema de las bebidas alcohólicas es que acentúan la sequedad de la piel, que ya de por sí aumenta con los años. No te asustes, pero a los 60 se puede tener hasta un 10% menos de agua que a los 30. Beber agua, licuados e infusiones te ayudará a preservar la hidratación de tu piel. 

Grasas para una piel lisa. Los alimentos con altos niveles de Omega 3 y ácido oleico (salmón, nueces, aguacates, etc.) también garantizan la hidratación de la piel y frenan el avance de las líneas de expresión. 

grasas saludables

Consume alimentos ricos en Omega 3 para cuidar tu piel.

Un plus de vitalidad con Q10. El 80% del envejecimiento de la piel está relacionado con la exposición solar. Para compensar sus efectos, incluye Coenzima Q10 en tu dieta, un compuesto cuyos niveles descienden con los años. ¿Dónde se halla? En el sésamo, las nueces, el salmón, los cacahuetes y el brócoli. 

¡A por uvas! Esta fruta tiene otro poderoso tesoro antiedad: el resveratrol, una molécula que protege del envejecimiento causado por la radiación ultravioleta y mejora la elasticidad de la piel.
 

Vence la flacidez y gana firmeza

Con el paso del tiempo, el óvalo facial pierde definición y los pómulos caen. Y es que, a partir de los 25 años, nuestro cuerpo produce cada vez menos colágeno, la fibra tensora que mantiene la piel firme. 

elasticidad piel

Con los años, desciende la elasticidad de nuestra piel.

Estimula el colágeno. Los huevos, las carnes blancas y el pescado azul te ayudarán a repararlo y a compensar su falta; mientras que las verduras de hoja verde, pimientos, fresas, cerezas y tomates, gracias a su vitamina C, potenciarán su fabricación natural.

¡No a las manchas cutáneas!

Nuestra piel tiene memoria y los daños ocasionados por el sol se acumulan dejando su huella en forma de antiestéticas manchas. Puedes prevenirlas mejorando tu dieta.

Acuérdate de los frutos secos. Las nueces, las almendras y las avellanas poseen vitamina E y selenio, una pareja de nutrientes con una gran capacidad para proteger la piel de este tipo de agresiones externas.