Recetas fáciles para niños

Te ofrecemos unos consejos para que tus hijos coman de todo. Si te faltan ideas para cocinar para los más pequeños, apunta estas ideas fáciles y rápidas

RECETAS FACILES NIÑOS

Prepara nuestras recetas para niños en compañía de los tuyos.

V.P.

¿No dejas de buscar recetas para niños, pero al final acabas tirando la toalla y haciendo siempre lo mismo? En Pronto hemos preparado uno de nuestros listados del que puedes tirar cuando no sepas qué cocinar en casa para toda la familia. Prepara alguna de estas recetas para niños fáciles y económicas. ¡Os encantarán! 

Como padres, sabemos lo importante que es el que los niños coman de todo. La etapa del crecimiento es crucial y la forma en que se alimentan influirá en su rendimiento y en su salud, tal y como nos pasa a los adultos, pero además marcará la manera en que se relacionan con la comida.

Por eso, aunque hay que armarse de paciencia, aconsejamos dedicarle el tiempo que merece y, sobre todo, aprender algunos trucos que te facilitarán mucho este camino. ¿Te apuntas estos consejos y recetas fáciles para niños

Consejos para que los niños coman saludable 

Cuida la presentación de los platos

No hace falta crear obras de arte en cada plato, pero combinando colores de algunos alimentos puedes crear contrastes que resulten muy atractivos para ellos. Más abajo te dejamos algunas ideas de recetas fáciles para niños, aunque también puedes inspirarte con algunas cuentas dedicadas a la presentación de platos para niños.

 


Pasa tiempo con ellos en la cocina

Muchas veces, el cansancio y la falta de tiempo de los adultos hacen que el niño no participe en las tareas de la casa. Lavar verduras o decorar galletas son cosas sencillas que se tomarán como un juego. Si no tienes tiempo, puedes plantearte un objetivo realista, como pasar tiempo en la cocina en familia una vez a la semana.

Si no quiere verdura, no le ofrezcas alternativas poco sanas

Si tu hijo no quiere comer verdura, puede que podamos darle una vuelta a la situación y preparársela de otra manera u ofrecerle una alternativa saludable. Pero si no quiere comerse unas judías verdes, no ofrezcas un trozo de pan o un poco de embutido a cambio. Estos alimentos son aceptados fácilmente porque son hiperpalatables, pero no pueden sustituir a los nutrientes que aportan las verduras.

Sé un ejemplo para ellos

Aliméntate tal y como quieres que ellos se alimenten. Los niños son como esponjas y, a la larga, adquirirán los mismos hábitos que sus padres. Si te gusta tener dulces o alimentos procesados en casa, no es algo malo, siempre que su consumo sea ocasional y el niño lo entienda como tal.

Educa su paladar

CEREALES NIÑO
Enseña a los niños a comer bien desde pequeños.

Hace unos años era muy normal escuchar que los niños necesitaban comer azúcar, mientras los nutricionistas se llevaban las manos a la cabeza. Los niños no deberían consumir bollería o zumos a diario, sino alimentos con azúcares naturalmente presentes, como frutas y yogur natural.

Puedes cambiar el desayuno de cereales de chocolate por avena o cereales sin azúcar, y la bollería por un bocadillo de queso, atún o un embutido de buena calidad. Los alimentos procesados de mala calidad son totalmente prescindibles, pero puedes reservar su consumo para darle un capricho de vez en cuando.

No les obligues a comer algo que no quieren

Obligarles a comer puede crear frustración en los más pequeños, e incluso hacer que vean el momento de la comida como un suplicio. Si rechazan algo insistentemente, es mejor probar a introducirlo más adelante y negociar con ellos sin llegar a regañarles.

Aprende otras maneras de cocinar

Algunos alimentos no entran por los ojos y esa es la clave. No es lo mismo preparar un estofado de garbanzos que unas hamburguesas vegetales hechas con garbanzos, ¿verdad? Este es sólo un ejemplo, pero si hay un alimento que tenéis atravesado, puedes buscar ideas para prepararlo de otra manera. ¡Seguro que triunfas con alguna de nuestras recetas fáciles para niños!

Ahora que ya conoces algunos trucos para que los niños aprendan a comer de todo, te dejamos con algunas fantásticas recetas dedicadas a los más pequeños de la casa. Su presentación y sabor harán que tus hijos quieran repetir. ¿Te animas?

Flanes de ensaladilla rusa

Ensalada cubo de Rubik

Aperitivo mariquitas

Ensalada de patatas y pollo

Salchichas con manzana y cebolla 

Emperador con pesto de nueces

Pollo al limón 

Merluza rebozada con kikos 

Muffins de chocolate 

Galletas glaseadas 


Flanecitos de ensaladilla rusa

Flanecitos de ensaladilla rusa

Flanecitos de ensaladilla rusa.

Estos flanes son ideales por su presentación, ¡parecen magdalenas saladas! Te invitamos a probar una receta muy sencilla de preparar y que todos en casa os comeréis encantados. Descubre otra forma de comer ensaladilla rusa con estos flanecitos tan encantadores.

Ensalada cubo de Rubik

Ensalada cubo Rubik con vinagreta

Ensalada cubo Rubik con vinagreta.

Esta es una de nuestras recetas para niños más vistosas, y también muy sencilla de preparar. El contraste de colores la hace perfecta para que tus niños se animen a comer verdura y fruta y además, disfruten jugando y desmontando esta original ensalada cubo de Rubik.

Aperitivo mariquitas

Aperitivo mariquitas

Aperitivo mariquitas, receta para niños.

Te traemos un plato muy polifacético, ya que combina la cocina y las manualidades. Prepara este aperitivo de mariquitas con tus hijos, unos canapés sencillos y llenos de sabor. ¡Les encantará pasar tiempo con sus papis a la vez que construyen algo que luego se podrán comer!

Ensalada de patatas y pollo

Ensalada de patatas y pollo con salsa de mostaza

Ensalada de patatas y pollo con salsa de mostaza.

Con niños en casa queremos tener a mano recetas baratas y sencillas, por eso te tramos esta fresquita ensalada de patatas y pollo. Este plato es muy completo y es una alternativa a la típica ensaladilla rusa, que ya os hemos enseñado a preparar de una manera original. ¿Te animas?

Salchichas con manzana y cebolla

Salchicha con manzana y cebolla

Salchichas con manzana y cebolla.

Las salchichas frescas son un alimento muy sabroso, aunque este tipo de carne suele tener bastante grasa y su consumo no debe ser habitual. Si quieres probar una manera muy rica de comerlas, prueba nuestra receta de salchichas con manzana y cebolla. El contraste y la textura de esta receta para niños fácil os enamorará.

Emperador con pesto de nueces

Emperador con pesto de nueces

Emperador con pesto de nueces. 

El emperador es un pescado que suele gustar a los niños por su sabor suave y porque el lomo no tiene espinas. A la plancha está buenísimo, pero puedes hacer este plato de pescado más atractivo si lo preparas con un buen pesto de nueces y lo acompañas de un poco de verdura que aporte jugosidad. ¡Se nos hace la boca agua!

Pollo al limón

Pollo al limón

Pollo al limón.

Todos hemos probado el pollo al limón de los restaurantes asiáticos y nos encanta. Prepara una versión en casa un poco más ligera y que gustará tanto a niños como a adultos. El sabor de esta carne con la acidez de los cítricos es una mezcla ganadora. ¡Pruébalo y nos cuentas!

Merluza rebozada con kikos

Merluza rebozada con kikos

Merluza rebozada con kikos.

La merluza es un pescado blanco muy saludable, pero a veces cuesta que los niños la vean atractiva. Huye de las varitas de merluza ultracongeladas y atrévete con esta delicia: ¡merluza rebozada con kikos! No es un plato para hacer a diario, pero sí lo recomendamos para una ocasión especial. ¿No te comerías la pantalla ahora mismo?

Como ya hemos explicado, la bollería y los dulces deben ser una opción poco recurrente en la dieta de los niños. Si los preparamos en casa puntualmente, compartiremos momentos inolvidables en familia y eso es con lo que nos quedamos. Apunta la receta de estos divertidos postres para preparar con niños. ¡Les encantará formar parte de tu equipo en la cocina!

Muffins de chocolate

Muffins de chocolate

Muffins de chocolate.

Si eres fan de la repostería, seguro que has probado mil y una recetas de magdalenas. Nosotros te traemos nuestra propuesta de magdalenas o muffins con pepitas de chocolate. Te aseguramos que quedan muy esponjosos y que los niños disfrutarán mucho preparándolos contigo.

Galletas glaseadas

Galletas glaseadas

Galletas glaseadas. 

Hacer galletas es una de las cosas más terapéuticas que existen. Las decoraciones con glasa son infinitas, pero si te apetece empezar por algo sencillo y muy vistoso, puedes inspirarte con estas galletas glaseadas en forma de frutas que podéis acompañar con un vaso de leche y un poco de fruta, ¡de la de verdad!

Esperamos que ahora tengas más recursos para ofrecer nuevas recetas para niños a tus hijos, y que se animen a probar todo tipo de alimentos. Sobre todo recuerda que la clave es la paciencia y que conseguir que un niño coma de todo es un trabajo de fondo. ¡A por ello!