Un carpintero holandés construye un Arca de Noé

Recreación de una escena bíblica dentro del Arca
Se recrean algunas escenas bíblicas

Corría el año 1993 cuando al empresario y carpintero Johan Huibers se le ocurrió hacer un Arca de Noé ¡a tamaño real! Poco después se puso manos a la obra y tras casi 20 años de trabajo lo logró. La construcción costó unos 5 millones de euros.

 

Esta réplica exacta se convirtió en uno de los mayores reclamos turísticos de la ciudad holandesa de Dordrecht, pero las desavenencias de Johan Huibers con las autoridades hicieron que la atracción se cerrara para siempre.

 

Ahora, el deseo de su creador es que su gran obra de arte consiga llegar a Israel, para lo que necesita una inversión de más de un millón de euros. Conoce más sobre esta peculiar historia en tu revista Pronto de esta semana.