La impactante y trágica historia de Julián, de La isla de las tentaciones

La impactante y trágica historia de Julián, de La isla de las tentaciones

Tras el aspecto de seductor de Julián Requena se esconde un trágico episodio de su pasado.

La isla de las tentaciones está siendo todo un éxito para Mediaset. Sir más lejos, el reality fue lo más visto de la noche de ayer con 2,7 millones de espectadores y un 21,9% de share. Y es que la traición de Fani a Christofer con Rubén está generando mucha expectación.

 

Y, aunque sabemos mucho de las cinco parejas protagonistas, aún no conocemos a fondo a las diez solteras y los diez solteros que conviven con ellos. En este último grupo se encuentra Julián Requena, un joven empresario de Valencia que ha ido a la isla en busca del amor y que esconde un triste episodio de su pasado por el que casi pierde la vida.

 

 

 

Un bebé a punto de morir

 

El 8 de noviembre de 1994, el diario ‘El País’ publicaba la noticia de un bebé de 13 meses al que su madre, de 26 años, había arrojado por el balcón desde un sexto piso. Julián, que ahora tiene la misma edad que por aquel entonces tenía su madre, era ese bebé.

 

Según explica la crónica del momento, la mujer arrojó al pequeño tras un ataque de histeria porque, según confesó, no podía soportar sus constantes llantos. Por suerte, el bebé rebotó en una furgoneta y un vecino que pasaba por ahí consiguió cogerlo al vuelo y evitar que tocara el suelo.

 

“Estaba como muerto, sin sangre, y no respiraba. Le di unas palmaditas en la cara, y comenzó a llorar”, relató Ángel Benito el día que salvó a Julián y lo llevó de urgencia al hospital. Tras ello, la madre de Julián acabó confesando su delito y un juez decretó su ingreso en prisión.

 

 

En busca del amor

 

Julián, con 26 años, se presentó en La isla de las tentaciones como uno de los empresarios más conocidos de Valencia, amante del fitness y, en varias ocasiones, ha asegurado que lo más importante de su vida es su hijo. El joven espera que su paso por el reality le permita volver a enamorarse.