Risotto de alcachofas y jamón

Risotto de alcachofas y jamón
Tiempo de preparación: 20 minutos
Tiempo de cocción: 45 minutos

Ingredientes para 4 personas

  • 4 tacitas de arroz
  • 6 alcachofas
  • 80 g de jamón serrano
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 rama de apio
  • 2 copas de vermut blanco seco
  • 1 l de caldo de verduras
  • 1/2 limón
  • 100 g de queso tipo parmesano
  • 50 g de mantequilla
  • aceite
  • sal
  • pimienta

Paso a paso

receta paso a paso risotto de alcachofas y jamon

Limpia las alcachofas, pártelas por la mitad y cuécelas en una cacerola con agua hirviendo salada.

receta paso a paso risotto de alcachofas y jamon

Una vez cocidas las alcachofas, escúrrelas y córtalas en láminas, reservando algunas mitades para decorar.

receta paso a paso risotto de alcachofas y jamon

Calienta un poco de aceite y una cucharada de mantequilla en una cazuela y sofríe la cebolla, el ajo y el apio picados.

receta paso a paso risotto de alcachofas y jamon

Añade el jamón picadito y rehógalo 2 minutos. Incorpora el arroz y tuéstalo 1 minuto, removiendo. Salpimienta.

receta paso a paso risotto de alcachofas y jamon

Vierte el vermut y cuece hasta que se evapore casi por completo, removiendo de vez en cuando.

receta paso a paso risotto de alcachofas y jamon

Agrega un cucharón de caldo caliente y las alcachofas, baja el fuego y cuece hasta que apenas quede caldo.

receta paso a paso risotto de alcachofas y jamon

Continúa añadiendo más caldo, un cucharón cada vez, y cocina el arroz unos 18 minutos en total.

receta paso a paso risotto de alcachofas y jamon

Aparta la cazuela del fuego, agrega la mantequilla troceada, el queso rallado y un poco de zumo de limón y remueve.

receta paso a paso risotto de alcachofas y jamon

Deja reposar el arroz durante un par de minutos, repártelo en los platos y añade las alcachofas reservadas.

receta paso a paso risotto de alcachofas y jamon

Alcachofas más blancas

Los grandes chefs utilizan perejil para impedir la oxidación de las alcachofas, evitando así que ennegrezcan. Llena una olla con agua fría y abundante perejil y sumerge las alcachofas en ésta a medida que las vayas limpiando. Después, coloca encima una tapa pesada o un plato resistente al calor para mantener las alcachofas sumergidas en el agua. Cuécelas durante 10-15 minutos, dependiendo del tamaño.