Tus derechos

Por Isidor García Sanchez Abogado
22 de septiembre de 2019 Divorcios

Divorcio: mascotas

Si nos divorciamos, ¿quién se quedaría con nuestro perro? (León)

El Código Civil español considera que los animales son cosas muebles, con lo que —en principio— tiene derecho sobre ellos la persona que sea su propietaria. En cualquier proceso de divorcio, las mascotas son consideradas igual que los coches o los libros a la hora de establecer su reparto. Corresponden a su propietario, salvo que las partes en conflicto pacten lo contrario.

 

Si la propiedad fuera común, quienes se divorcien podrán pactar que se le adjudique a uno de los dos; o establecer un régimen de tenencia o custodia del animal que puede ser único (en favor de uno de los dos) o compartido. Si no llegan a un acuerdo, podrán ir a los tribunales, que decidirán como en cualquier otro caso en que se discute sobre la adjudicación de una cosa. De todos modos, el tribunal tendrá en cuenta la protección del animal, que es un interés a proteger.