Vida sana

24 de marzo de 2019

Alergia al polen: cómo mejorar tu calidad de vida

Alergia al polen: cómo mejorar tu calidad de vida La alergia es una reacción que experimenta nuestro organismo ante una sustancia que percibe erróneamente como nociva.  

Llega la primavera ¡y la alergia al polen! Estos meses aumenta la cantidad de polen que hay en el aire, provocando en los alérgicos síntomas tan molestos como estornudos, lagrimeo, malestar general...  El mejor tratamiento contra ello es evitar, en la medida de lo posible, el contacto con esta sustancia.

 

En primer lugar será importante distinguir claramente sus síntomas principales y asegurarte de que no se trata de otra dolencia como por ejemplo un resfriado común.

 

Una vez segura del diagnóstico aplica trucos en tu día a día como por ejemplo éste: ventila tu casa en horas en las que el índice de polinización es más bajo (entre las cinco de la madrugada y las diez de la mañana y entre las siete de la tarde y las diez de la noche).

 

Y finalmente asegúrate de seguir el tratamiento adecuado para aliviar sus molestias, estamos hablando de los antihistamínicos, los corticoesteroides y los broncodilatadores, entre otros, así como del único método que puede llegar a curar la alergia de forma definitiva: las vacunas. En cualquier caso, acude a tu médico para que te aconseje el mejor tratamiento a seguir en tu caso.