Vida sana

23 de junio de 2019

Dejar de fumar: los métodos más efectivos

Dejar de fumar: los métodos más efectivos Si eres un gran fumador, es posible que necesites la ayuda y el seguimiento de tu médico de cabecera para abandonar este hábito.   

Dejar de fumar no es fácil. El tabaco crea una gran dependencia, tanto física como psicológica, por lo que vamos a necesitar una gran fuerza de voluntad para superar el deseo, muchas veces imperioso, de llevarnos el cigarro a la boca. Por suerte, hay una serie de métodos que nos van ayudar en nuestro propósito. Los más eficaces hasta la fecha son medicamentos como el bupropión y la vareniclina.

 

Se trata de fármacos que, al actuar en los mismos circuitos cerebrales en los que se produce la adicción, reduce los síntomas del síndrome de abstinencia, como, sobre todo, la ansiedad. La vareniclina, además, elimina la sensación de placer que produce el hecho de fumar por lo que, si caemos en la tentación y nos fumamos un cigarro, ya no nos resultará tan agradable como antes. Además, te hablaremos de los sustitutivos de la nicotina, como los parches, los chicles, etc. y de los hábitos diarios que te ayudarán a sentirte mejor, como hacer deporte a diario, mantener una dieta rica en frutas y verduras y practicar algún tipo de técnica de relajación, como el «mindfulness», el yoga o los ejercicios de respiración.

 

¿Prefieres las técnicas alternativas?  También te informaremos sobre métodos como la hipnosis o la acupuntura. Y, finalmente, te hablaremos de las terapias psicológicas, ideales para combatir tanto la dependencia psicológica como la física, así como prevenir posibles recaídas.