Vida sana

7 de julio de 2019

Miopía: cómo frenar su evolución

Miopía: cómo frenar su evolución Las personas que, por cuestiones profesionales, están obligadas a pasar varias horas al día delante del ordenador, tienen mayor riesgo de que les aumente la miopía.

En los últimos 50 años, el número de miopes que hay en el mundo se ha multiplicado por dos. Según las últimas estimaciones, se calcula que, en el año 2020, un tercio de la población sufrirá este trastorno y en el 2050, más de la mitad. ¿Cuál es la razón de este aumento tan espectacular? Según los especialistas, hay tres causas principales: la exposición a las pantallas desde la infancia, las posturas incorrectas en el trabajo y el hecho de permanecer demasiado tiempo en espacios cerrados.

 

Además, hay que tener en cuenta que la miopía aumenta con los años. A medida que el niño crece, el ojo se hace cada vez más grande, por lo que el número de dioptrías crece progresivamente. Para evitarlo, es necesario poner en práctica una serie de medidas como, por ejemplo, permanecer un mínimo de dos horas al día en un espacio abierto. Según recientes estudios con esta simple medida se consigue frenar de forma considerable la progresión de la miopía y otros trastornos visuales. Otro aspecto muy importante es reducir el número de horas que pasamos delante de las pantallas de móviles, tabletas y ordenadores. Son aparatos que obligan a forzar la visión próxima y, por lo tanto, aumentan la miopía. Según los expertos, tanto los niños como los adultos no deberían pasar más de tres horas delante de estos dispositivos.