Eduard Punset

Escritor y divulgador científico

Eduard Punset falleció en Barcelona a los 82 años. Este abogado y economista catalán que fue político durante la Transición española, se hizo famoso por sus libros y su programa de televisión, «Redes», en los que aunó el saber científico con el entretenimiento

 

804343

 

Eduard Punset Casals nació el 9 de noviembre de 1936 en Barcelona. Fue uno de los cuatro hijos de un médico rural que, cuando él tenía unos 3 años, se instaló con su familia en el pueblo de Vilella Baixa, en la comarca tarraconense del Priorat. Sus primeros años en esas tierras le marcaron profundamente. «En casa no había muchos besos ni demasiado contacto, pero tuve una infancia muy feliz. Recuerdo cómo trillaban los agricultores, las meriendas, los paseos por el pueblo, los atardeceres… Aprendí a vendimiar, a domesticar lechuzas y gorriones, hablaba con las perdices, me entendía con los roedores del campo y buscaba intestinos de oveja para alimentar a mis lechuzas. Fue una época muy dura porque vivimos la posguerra, pero, gracias a los animales, aprendí qué era la inteligencia emocional», había explicado en alguna ocasión.

 

Eduard fue un niño muy curioso, dado a hacer preguntas y que se fijaba en la conducta de la gente. Con apenas 8 años le gustaba acompañar a su padre, en las tardes del sábado, en las visitas que el médico hacía al manicomio de Vila-Seca-Salou. Precisamente a esta localidad se mudaron cuando él tenía 11 años y allí vio por primera vez el mar. Emocionado con el descubrimiento, no se lo pensó dos veces a la hora de coger una barca y salir a navegar con uno de sus hermanos, lo que disparó las alarmas. «Estábamos tan alucinado con la experiencia que, al ver una barca cerca de nosotros, les saludamos entusiasmados pero, cuando se acercó, vimos que era la guardia civil. Mi padre me dio unas buenas bofetadas», recordaba de aquel episodio. También le dejó una fuerte impronta su paso por el colegio de salesianos de Tarragona, donde tenía que ir cada día a misa antes de empezar las clases.  


Hizo bachillerato en Estados Unidos

Su padre le envió a estudiar a Madrid y, poco después, obtuvo una beca para hacer bachillerato en EEUU, concretamente en el North Hollywood High School de Los Ángeles. Su experiencia americana fue muy agradable. «En España había mucha represión y allí conocí la auténtica libertad. En la biblioteca leí muchos libros sobre feminismo y contra la xenofobia». También quedó impactado por las camisas de colores, las primeras neveras que veía en su vida y los helados. 


A mediados de los 50, volvió a Madrid para cursar la carrera de Derecho en la Universidad Complutense, al tiempo que se afilió al entonces ilegal Partido Comunista, en el que coincidió con Jorge Semprún. Esta militancia clandestina le llevó a pasar miedo muchas veces. Un temor justificado, porque caer en manos de la policía de entonces no era ninguna tontería. En una ocasión estuvo a punto de ser detenido, pero se libró gracias a llevar encima el pasaporte, que le permitió huir. 


Casado con la hija de unos psiquiatras

Entonces se fue a Burdeos (Francia), donde encontró trabajo como «au pair» de un matrimonio de psiquiatras apellidados Bannel, cuya hija mayor se convertiría en su esposa y madre de sus tres hijas: Elsa (escritora y pedagoga de las emociones), Carolina (abogada penalista, especialista en cooperación al desarrollo y concejala de urbanismo en la localidad alicantina de Altea) y Nadia, quienes, a su vez, le han dado cuatro nietas. 


Al poco de casarse, Punset y su mujer se marcharon a París, donde él estudió en la Escuela Práctica de Altos Estudios. Después, vivieron en Ginebra (Suiza) y, más tarde, se instalaron en Londres, donde obtuvo un máster en Ciencias Económicas. En 1966, gracias a la mediación de Alberto Oliart, entonces consejero delegado de Renfe, pudo volver a Madrid y cumplir el servicio militar como cabo segundo de Infantería de Marina.


De regreso a Londres, entre 1967 y 1969 fue redactor económico de la BBC y director de la edición para América Latina del semanario «The Economist». Después, y hasta 1973, trabajó para el Fondo Monetario Internacional en EEUU y Haití, al tiempo que actuaba como asesor de importantes empresas españolas. 

 

808165

Con doña Letizia y don Felipe en la entrega de los Premios Príncipes de Asturias


Político durante la Transición española

Después de la muerte de Franco, fallecido el 20 de noviembre de 1975, Punset volvió a España y entró en política de la mano de Centristes de Catalunya-UCD, partido por el que fue elegido Conseller de Economia de la Generalitat preautonómica de Catalunya el 19 de octubre de 1978, tras la vuelta del president catalán Josep Tarradellas. Un año antes, ya había sido Secretario General Técnico del Gobierno de Adolfo Suárez salido de las primeras elecciones democráticas. El 9 de septiembre del 1980, fue nombrado Ministro de Relaciones para las Comunidades Europeas, puesto que desempeñó hasta el 27 de febrero de 1981. 


Tras abandonar la UCD, se presentó como independiente en la candidatura de Convergència i Unió a las elecciones generales, en las que obtuvo un escaño, que abandonó un año después. En 1985, se sumó al partido de Adolfo Suárez, el Centro Democrático y Social (CDS), en cuyas listas fue elegido eurodiputado en 1987 y 1989, permaneciendo en el Parlamento europeo hasta 1994. Los últimos tres años estuvo como independiente, porque en 1991 se había dado de baja del CDS tras la dimisión de Suárez. Ese mismo año 1991 había creado un nuevo partido, al que llamó Foro y con el que se presentó a las elecciones europeas de 1994. No logró ningún escaño, disolvió el partido en 1995 y dejó la política.

 


Autor de diversos libros sobre análisis económico, en 1996 los directivos de TVE le pidieron que hiciera un programa de economía, pero él estaba más interesado en hacer uno de ciencia. «Cuando les propuse el nombre de “Redes”, me dijeron que la gente lo confundiría con un programa de pesca. Me costó convencerles de que no había un nombre más apropiado para un programa que buscaba reflejar la inevitable fusión del conocimiento, en lugar de su especialización, a nivel planetario», explicaba Punset.

 

Excelente divulgador de temas tan variados y difíciles como el funcionamiento del cerebro, la esperanza de vida, los enigmas de las emociones o la nanotecnología, Punset publicó también libros sobre estas temáticas, como «El viaje al poder de la mente», «El viaje al amor» o «Excusas para no pensar».

 

«La gente es infeliz porque se niega a cambiar», aseguraba este hombre, que también postulaba: «Sé bondadoso con la gente cuando subas porque los encontrarás a todos cuando bajes».

 

 

808161

Eduard Punset en una feria firmando algunos de sus libros, auténticos «best-sellers»

 


Cáncer de pulmón 

A finales del 2007 le detectaron un cáncer de pulmón que superó tras una operación y quimioterapia. En aquellos momentos en los que se sintió un poco desamparado, le ayudó recordar una de las frases del premio Nobel de Física Heinrich Rohrer, que asegura que «la diferencia entre la vida y la muerte es más difusa de lo que se cree». Dejó su masía ampurdanesa de Fonteta y se instaló en un apartamento con vistas al mar en Pineda de Mar (Barcelona), donde este hombre directo, enérgico y buen conversador, que contó en su haber con numerosos premios, vivió rodeado de sus libros favoritos.

 

El 22 de mayo, a los 82 años, Punset falleció «tras una larga enfermedad», según confirmaba su familia en Twitter, donde compartían un vídeo homenaje del hombre que acercó la ciencia a todos los españoles.