Gloria Vanderbilt

La última gran dama neoyorquina

El 17 de junio fallecía en su casa de Nueva York, a los 95 años, esta rica heredera que aumentó su fortuna gracias a la moda, especialmente por incorporar los pantalones vaqueros a la vestimenta femenina.

 

Gloria Vanderbilt

 

Gloria Laura Vanderbilt nació el 20 de febrero de 1924 en la ciudad de Nueva York (EEUU). Hija única del millonario Reginald Claypoole Vanderbilt y de su segunda esposa, Gloria Morgan, tenía una medio hermana mayor, Cathleen, nacida del primer matrimonio de su padre y fallecida en 1944. La fortuna de su familia había empezado con su tatarabuelo, Commodore Cornelius Vanderbilt, que hizo mucho dinero gracias al ferrocarril y las líneas navieras, y el padre de Gloria, un vividor al que sólo le interesaban las mujeres, beber y apostar, casi se pulió todo el patrimonio. No le dio tiempo. Cuando Gloria tenía un año y medio, Reginald falleció por cirrosis, dejándole cinco millones de dólares, una cantidad muy elevada para la época que, según el testamento, no podría tener hasta haber cumplido los 21 años. Su madre, sin embargo, se las arregló para ir disponiendo de importantes sumas de esa herencia, que gastaba alegremente viajando por Europa, de fiesta en fiesta, junto con su hermana gemela, Thelma, que fue amante de Eduardo VIII de Inglaterra cuando éste era príncipe de Gales. Viajes sin su hija, a la que dejaba en Nueva York al cuidado de niñeras, chóferes y criados. 


Su tía paterna le quitó la custodia a su madre 

Así transcurría la infancia de Gloria hasta que su tía paterna, Gertrude Vanderbilt Whitney, considerada la mujer más rica de EEUU de la época y creadora del museo Whitney, reclamó su custodia ante los tribunales. El juicio posterior fue un espectáculo de muchas semanas en las que la prensa sensacionalista norteamericana, que la bautizó como «la pobre niña rica», convirtió a Gloria en un personaje famoso. Tras la sentencia, que fue favorable a la tía, la heredera sólo pudo ver a su madre durante los veranos. 


Con el tiempo y el dinero, Vanderbilt se ganó un papel relevante en la alta sociedad de Nueva York, frecuentada por personajes tan famosos como Charles Chaplin, Diane von Fürstenberg o el escritor Truman Capote. Éste se inspiró en ella para crear a Holly Golightly, personaje principal de su novela «Desayuno con diamantes», que encarnaría Audrey Hepburn en el cine. 

 

GT3 02719668

 Gloria Vanderbilt con Frank Sinatra


Casada, por primera vez, con sólo 17 años

Tenía 17 años, una gran belleza y una figura espectacular cuando, en 1941, se casó con Pat DiCicco, agente y productor de Hollywood del que se decía que estaba en nómina del mafioso Lucky Luciano, que la maltrató durante los cuatro años que estuvieron casados. Tras separarse de él, Gloria contrajo matrimonio con el director de orquesta británico Leopold Stokowsky, casi 40 años mayor que ella. Durante los 10 años que duró su matrimonio tuvieron dos hijos: Leopold Stanislaus (nacido en 1950) y Christopher, que llegó al mundo dos años después. La pareja rompió tras el apasionado romance que Gloria mantuvo con el actor y cantante Frank Sinatra. No sería su único amante, ya que se la relacionó sentimentalmente con Howard Hughes, Errol Flynn y Marlon Brando. «He tenido muchos, muchos amores. Siempre siento que algo maravilloso va a suceder. Y siempre sucede», explicó en una ocasión esta mujer, a la que su segundo exmarido intentó quitarle la custodia de los hijos. Amantes al margen, su tercera boda fue en 1956, con el realizador cinematográfico Sidney Lumet. Tampoco sería su unión definitiva y, tras seis años, Vanderbilt volvió a divorciarse. No le duró mucho la soltería. Cuatro meses después le dio el «sí, quiero» al escritor Wyatt Cooper, con el que tuvo otros dos hijos más, Carter y Anderson. Con él estuvo felizmente casada hasta que Wyatt falleció, en 1978, en una operación de corazón.   

 
Retratada por fotógrafos tan importantes como Gordon Parks o Richard Avedon, Vanderbilt fue una mujer que marcó estilo y, durante la década de los años 50, tuvo una breve carrera como actriz, en teatro y televisión. No fue su única dimensión profesional, ya que, en los 70, el empresario Mohan Murjani la contrató para diseñar vaqueros para mujer, estampando su firma en un bolsillo trasero. La idea fue un éxito y Gloria introdujo esta prenda en los armarios de miles de mujeres en todo el mundo, enriqueciéndose enormemente porque, además, la marca Vanderbilt se extendió al diseño de accesorios, vajillas, ropa de casa y perfumes. Cuando se vio descabalgada de la primera línea de la moda, Gloria Vanderbilt, a la que la revista «Life» había definido en 1968 como una «versión femenina del hombre del Renacimiento», se reinventó como pintora y escritora. Publicó poesía, cuentos, cuatro libros de memorias y hasta una novela erótica, titulada «Obsesión» y escrita a los 85 años, que «The New York Times» definió como «el más húmedo libro jamás escrito por un octogenario». Todos sus libros obtuvieron una excelente acogida por parte de los norteamericanos, que seguían considerándola una de las grandes damas de la alta sociedad neoyorquina. 


Uno de sus cuatro hijos se suicidó

La desgracia la golpeó de forma monstruosa en 1988, cuando su hijo Carter, de 23 años y afectado por una profunda depresión, se lanzó por una ventana de su apartamento en el piso 14 de un edificio de Nueva York. Según ella misma escribiría en uno de sus libros, fue el momento más terrible y doloroso de su vida. Poco después, volvió a ser habitual de los juzgados tras descubrir que su psiquiatra y su abogado, a los que había hecho partícipes de sus negocios, la habían estafado durante años. Afectada por las deudas, tuvo que irse a vivir con su hijo Anderson.


En los últimos tiempos, volvió a ganar notoriedad gracias a éste, ya que aparecía regularmente en su programa de la CNN, «Anderson Life». «Mi madre ha vivido muchas vidas diferentes y ha habitado muchas pieles diferentes», dijo el joven, que fue el encargado de hacer público que Gloria Vanderbilt había muerto el 17 de junio, en su casa de Nueva York y rodeada de su familia, por un cáncer de estómago.


Vidas interesantes Por orden alfabético