Álvaro, el alma de los bebés prematuros

Álvaro, protagonista de una campaña para llevar el calor del hogar a los bebés prematuros
Lali abraza feliz a su hijo, Álvaro, que hoy es un niño sano y muy cariñoso.

 

Tener un hijo de 25 semanas y 650 gramos, el peso de dos biberones, es algo para lo que nadie está preparado. Lali Arnau y su marido, Edu de Pfaff, vivieron todos y cada uno de los 96 días en los que su hijo, Álvaro, estuvo ingresado en el Hospital Vall d’Hebron, de Barcelona, con iguales dosis de optimismo que de incertidumbre. El pequeño, que ya tiene un año y tres meses, es ahora un niño sano que se ha convertido en la imagen de «Contigo, como en casa», una campaña lanzada por este hospital para llevar el calor del hogar a los recién nacidos ingresados en el centro. Si quieres conocer más de cerca la entrañable historia de Álvaro y el día a día de sus padres en el hospital, no te pierdas el reportaje que te ofrece la revista Pronto ni el vídeo que encontrarás aquí. ¡Te va a emocionar!